Foto-relato, Polonia

La última maleta

¿Qué meto en mi maleta? Me han dicho que nos llevarán a un sitio donde podamos vivir tranquilos. ¿Qué necesitaré en mi nuevo hogar? ¿Hará frío? Voy a coger unos guantes, una bufanda y un gorro de de lana. ¡Ah! y también el abrigo gordo. Bueno, pero… también tendré que meter ropa más ligera. Déjame pensar…. El vestido de florecitas y el verde con encaje me valdrán para todo. ¡Uy! no se me tienen que olvidar los zapatos. Cogeré dos, uno para diario y otros para los días de celebración.¿Qué más meto en mi maleta? Varias mudas, peine, jabón y unas horquillas. ¡Casi se me olvida! El camisón y varias medias. Me llevaré también mis escasas joyas y el poco dinero que tengo ahorrado. Para el viaje, esconderé las cosas de valor en mis enaguas durante el viaje.

¿Qué más meto en mi maleta? Cogeré unas fotos de mis padres y hermanos. Otra de Max. Justo ahora que parece que estaba a punto de pedirme en matrimonio, me tengo que ir. ¿Me esperará? ¿Me irá a visitar? Tengo que apuntar su dirección para escribirle. Lo haré todos los días sin falta. ¡Cuánto le voy a echar de menos!

Auschwitz maleta Polonia

Nada de lo que metí hace dos meses en mi maleta me sirvió aquí, en Auschwitz. ¿En qué estabas pensando Klara? Deberías de haber dejado todo esas cosas inútiles en casa, de las que te desprendieron nada más bajarte del tren de la muerte. ¿De qué te sirvieron ese peine y esas horquillas, si ahora llevas la cabeza rapada? ¿y los zapatos de fiesta si andas entre el barro? ¡Qué engañada me trajeron a esta fábrica de matar!

Ojalá hubiera metido en mi maleta un último abrazo a mis padres, un te quiero más a Max, una última tarde charlando felizmente con mis amigas, un último lo siento a Hanns, un último atardecer junto al río, un último …

Aquí no hay futuro, ni presente, ni tampoco pasado. Solo espero que la dulce bendición de la muerte me saque pronto de esta tortuosa vida y por fin pueda descansar tranquila lejos de este horror inhumano.

SUSCRÍBETE y recibirás la Guía para ser un viajero ligero en tu Email
Acepto la política de privacidad.

Si te ha gustado este post, también te gustarán los siguientes:

4 Comentarios

  1. El Caldero de Nimue

    24 junio, 2016 at 8:12 pm

    Wow…nudo en la garganta…Besito guapa.

  2. Irene Somoza

    30 junio, 2016 at 5:59 pm

    Ainssss… qué historias 🙁 es bueno recordar de vez en cuando que esas cosas tan horribles sucedieron. Más en estos tiempos… abrazo!!!!

    Ire

    1. Flavia Around the World

      1 julio, 2016 at 7:40 am

      sí y saber que no solo pasaron en los libros o en las películas. Que esas historias fueron de verdad y seguramente la realidad superó la ficción con creces

      Un abrazo,
      Flaiva

¡Deja tu comentario!