19/3/18

El búnker que se convirtió en hotel y en peluquería de caballeros en Stuttgart

La Segunda Guerra Mundial dejó, como todas las guerras, destrucción: edificios rotos y vidas quitadas. Pero también dejó edificios bajo tierra, los que conocemos como búnkeres. Stuttgart, una de las ciudades más devastadas por las bombas, tiene un buen puñado de estos refugios. En mi primer año en Stuttgart, visité uno en Feuerbach, un barrio al norte de la ciudad. En total se crearon siete búnkeres en la ciudad de Stuttgart en el año 1940.
bunker hotel stuttgart
El pasado sábado, gracias a Die lange Nacht der Museen de Stuttgart (La noche larga de los museos), pude visitar un peculiar búnker que se encuentra en la Marktplatz de Stuttgart, la plaza central de la ciudad, junto al ayuntamiento. A este búnker se le como como Bunker am Marktplatz.
en el bunker hote lde Marktplatz en Stuttgart
No sé cuántas veces habré pasado por esta plaza sin darme cuenta, ni siquiera imaginarme, que bajo mis pies, había un búnker que podría refugiar de los bombardeos hasta a 1.010 personas (aunque muchas veces había más de 3.000.
puerta del búnker en Stuttgart

El búnker tiene una longitud de 50,60 metros y una anchura de 37,60 metros. El espesor del techo de hormigón es de algo menos de un metro y medio y el coste total de su constricción fue de 1,3 millones de marcos. 
cartel del hotel am Marktplatz con peluquería en Stuttgart
Pero, ¿qué hacer con estas edificaciones después de la guerra cuando ya no se necesitas? La familia Zeller vio una oportunidad en un lugar muy bien situado en la ciudad, con espacio suficiente para numerosas personas. A diferencia de muchos otros lugares de Stuttgart, el búnker seguía en pie (obviamente). Por lo que no era necesario hacer mucha reforma para convertirlo en un hotel. Ingeniosamente, le llamaron Hotel am Rathaus y estuvo en funcionamiento desde 1945 hasta 1985. Cerró debido a la humedad.
foto de entrada al hotel am Marktplatz de Stuttgart
Este peculiar hotel tenía 80 habitaciones individuales y 10 dobles. El hotel-búnker fue uno de los más baratos de la ciudad y empezó costando 4,4 marcos alemanes (2,25€) la cama y antes de si cierra costaba 25,35 marcos (13€).  En sus habitaciones, uno de los escritores más importantes de Alemania del siglo XX, Wolfgang Koeppen, escribió Das Treibhaus (El invernadero).
habitación 48 del hotel am Marktplatz de Stuttgart
Pero, además de un hotel, también era una peluquería de caballeros. ¡Qué visión tenían los Zeller! Unos emprendedores de la época.
fotos de la recepción, habitación y salón del hotel bunker de Stuttgart
Hoy en día solo se puede visitar en contadas ocasiones, como el sábado pasado. Se propuso como lugar turístico de Stuttgart, pero se denegó la propuesta. En Alemania son muy cautos con el turismo sobre la II Guerra Mundial y lo que pueda atraer a cierto tipo de viajeros. 
Pasillo del hotel búnker de Stuttgart
O puede porque no se puede crear un plan adecuado de evacuación. Sea por lo que fuera, lamentablemente, la visita no se puede hacer de forma regular.
foto de huéspedes del hotel-bunker de Stuttgart y exteriores
Lo que me encontré al realizar la visita es, a diferencia de otros búnkeres que he visitado, lugares amplios, aunque con habitaciones pequeñas. 
decoración de las paredes del hotel bunker de stuttgart
La decoración del lugar es algo decadente, con papel decorativo en las pareces que lucha por mantenerse pegado; algunas lámparas siguen estando en su sitio. Pero después de un unos minutos, empiezas a notar que el aire está viciado y no sé si sería el mejor lugar para planear tu estancia en Stuttgart.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

20/4/17

Birkenkopf, donde la rota ciudad de Stuttgart descansa

La II Guerra mundial destruyó no solo vidas, sino también numerosas ciudades. Muchas de las grandes urbes alemanas fueron reducidas a escombros y lo que hoy podemos ver de ellas es, en su gran mayoría, una reconstrucción total o parcial de lo que fueron. Ciudades como Berlín, Múnich, Dresden o Stuttgart están llenas de parches y heridas que esconden detrás de ellos una historia de dolor, destrucción, pero también de fortaleza y renacer de sus escombros.
Birkenkopf stuttgart
Casi la mitad de la ciudad de Stuttgart fue destruida, pero de su centro no quedó casi nada en pie. Aunque hoy podamos dar un agradable paseo por Stuttgart, después de la II Guerra Mundial era un campo de edificios muertos o casi destruidos. 

Años después de que la guerra terminara y una vez que los stuttgartenses se empezaron a recuperar de tantos años de barbarie, llegó el momento de levantar de nuevo las ciudades. Fue entonces cuando se dieron cuenta que la ciudad tenía numerosas piezas que no encajaban con el nuevo futuro de la ciudad, pero que eran parte de lo que había sido Stuttgart y no querían deshacerse de ellas. Por eso decidieron llevar todos estos pedacitos de lo fue la ciudad, hacer que la colina más alta de a ciudad creciera 40 metros y que los restos de la rota Stuttgart descansaran para siempre viendo su propio renacer.
Birkenkopf placa

Este lugar se llama Birkenkopf y desde ahí quince millones de metros cúbicos de escombros, piedras, gárgolas y otras partes de edificios vigilan que no se vuela a hacer daño Stuttgart. Una placa conmemorativa recuerda, señala y sirve como memorial dar cuenta lo que significa este lugar.  
Birkenkopf vistas

Cuando vas subiendo por el camino serpenteante a la cima, se empieza a vislumbrar los primeros restos, muchos son simples sillares, pero otros tienes bajorrelieves, gárgolas; también pueden diferenciarse arcos y capiteles. ¿Dónde habrían estado estas piedras antes?
Birkenkopf restos Stuttgart

En Birkenkopf, también conocido como Monte Scherbelino, todas son tratadas por igual, indiferentemente si antes pertenecían a un edificio imponente o a uno segundón. En lo alto, una cruz hace recordar que no solo murieron ciudades durante la II Guerra mundial, sino que la barbarie se llevó miles de víctimas inocentes. Además un domingo al mes hay una misa muy temprano en lo alto de Birkenkopf.
Birkenkopf atardecer

En lo alto de Birkenkopf, literalmente cabeza de abedul, es el lugar desde donde mejores vistas de Stuttgart hay. En días despejados las vista puede alcanzar kilómetros y kilómetros, llegando incluso a la Selva Negra.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

3/2/16

Mis rincones de Stuttgart

Da miedo pensar lo rápido que pasa el tiempo. Hace ya cuatro años que estoy viviendo en Stuttgart, pero parece que fuera ayer cuando cargué mi coche y conduje los 1.600 kilómetros que me separaban de mi nuevo hogar. Pero aunque parece que fuera ayer, estos cuatro años me han valido para mucho. En lo que respecta a mi faceta viajera, este tiempo me ha servido para conocer Alemania, un país que no conocía muy bien y que pensaba que tampoco tenía mucho que ofrecerme, pero, afortunadamente, me equivoqué.
Biblioteca por dentro
Biblioteca por dentro
Stuttgart no es la ciudad que más turistas atrae de Alemania, ni mucho menos. No suele entrar dentro de los circuitos turísticos, o si entra, a parte de dar un paseo por el centro, los turistas van a visitar los museos de Mercedes o de Porsche (a los que confieso que no he ido).  La gente se suele olvidar de disfrutar de las vistas de Stuttgart desde alguno de sus miradores o cimas de alguna colina. O de llenar el estómago en un buen restaurante, ya sea de comida internacional o de comida típica alemana
Schloss Solitude
Schloss Solitude
Pero si tus pies te traen a Stuttgart más de un día o dos, puedes descubrir una ciudad diferente a la congestionada por coches, donde estar metido en un atasco está a la orden del día (es la 5º ciudad europea con más atascos). Por eso hoy quiero contar esos rincones de Stuttgart que no te esperas encontrar y que puede que te hagan cambiar de idea de esta ciudad demasiado centrada en la industria.

Stadtbibliothek

Stadtbibliothek es una biblioteca nueva de Stuttgart. Se inauguró a finales del 2011 y es el lugar más conocido de todos los que voy a poner aquí. Por fuera es un cubo con muchas ventanas. Todo simétrico. Por la noche esas ventanas se iluminas de color azul.

Por dentro es amplitud y tranquilidad. El interior es blanco y espacioso, sin sensación de agobios. Justo lo que se necesita en una biblioteca, paz y sosiego. 
Stadtbibliothek por fuera
Stadtbibliothek por fuera
Las primeras plantas mezclan estanterías temáticas con mesas para consultar los libros o estudiar (aunque son las plantas más ruidosas). A partir de la 5 planta, llega mi parte preferida:  estanterías repletas de novelas en muchos idiomas con sillones para ojear los libros sin prisas. ¿A quién no le gusta una biblioteca así?
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Si aún quieres más, puedes subir hasta la terraza y contemplar las vistas desde ahí arriba. Lo único que ahora hay demasiadas obras debido al S21 y no son muy bonitas.

Cómo llegar

Las líneas U5, U6, U7, U12 y U15 te llevan hasta ahí. Hay que bajarse en Stadtbibliothek (¿dónde si no?)

Grabkapelle auf dem Württemberg

La Grabkapelle es un mausoleo por amor. Guillermo I amaba a su mujer Catalina y cuando esta murió antes que él, mandó construir la Grabkapelle. No eligió mal sitio para que descansara el amor de su vida.
Desde lo alto de la montaña hay una de las mejores vistas de la ciudad. Además los viñedos que rodean esta zona hacen del lugar un entorno perfecto para dar un tranquilo paseo.
Vistas desde la Grabkapelle
Vistas desde la Grabkapelle

Cómo llegar

Para llegar a esta capilla, se necesitan unos 40 minutos en transporte público desde la estación central (Hauptbahnhof). Tendrás que coger el S1 dirección Kirchheim y bajarte en la parada Untertürkheim. Después coger el autobús 61 dirección Rotenberg hasta la última parada (Rotenberg).

Schloss Solitude y Wildpark

El Schloss Solitude es un palacio en soledad, como bien su nombre indica. Se encuentra al oeste de Stuttgart y, de nuevo, está construido sobre una montaña con unas vistas increíbles dirección Ludwigsburg.

El palacio se puede visitar por dentro, pero muchos vamos con nuestra manta a disfrutar de las vistas en un rincón tranquilo. También pasan muchos deportistas por su lado, ya que muy cerca está Wildpark (que yo suelo llamar Bärensee por uno de los lagos artificiales que hay ahí).
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Wildpark (o Rot- und Schwarzwildpark) es un espacioso y frondoso parque (¿o debería de decir bosque?) lleno de caminos por los que pasear, correr, andar en bicicleta o pasear al perro. Encontrarás muchos Stuttgarters intentando desconectar de la gran ciudad y respirar algo de aire puro. Si tienes suerte, puedes encontrarte con algún ciervo. Este parque fue el coto privado de caza del rey Federico I de Württenberg y ahora es una zona natural protegida. Además, este parque me inspiró para escribir el fotorrelato de El Otoño.
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Cómo llegar

Para llegar al palacio, necesitas unos 40 minutos desde el centro de Stuttgart. Desde la Huptbahnhof coge cualquier Sbahn dirección Schwabstraße y tendrás que pararte en Feuersee y luego ahí tendrás que coger el autobús 92 dirección Filderstadt. Bájarte en la parada Solitude.

Jardín Chino

Existe un pequeño trozo de China en Stuttgart, el Jardín de la hermosa melodía (Garten der schönen Melodie) o como lo llamo yo, el Jardín Chino. Se puede visitar gratuitamente desde las siete de la mañana hasta que anochezca en invierno y en verano hasta las 20:00.  
Reflejos en el jardín Chino
Reflejos en el jardín chino
Este jardín fue construido dentro de una exposición de jardines en el año 1933. A esta exposición se invitó a varios países orientales y árabes. Gracias a esta invitación, China creó el Jardín de la hermosa melodía, uno de los jardines con más éxito de la exposición.
De relax en el jardín de la hermosa melodía
De relax en el jardín de la hermosa melodía
Años después, gracias a donaciones privadas y de empresas, así como ayuda de la ciudad se construyó de nuevo en su ubicación actual, sobre (de nuevo) una colina con unas vistas bastante aceptables (aunque no son mis preferidas).
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Cómo llegar

Se puede ir andando desde Stadtbibliothek subiendo por Birkenwaldstraße durante unos 10 minutos o coger desde Stadtbibliothek el autobús 44 dirección Killesberg y parándote en Postdörfle.

Memorial a los deportados en Nordbahnhof

Sí, desde Stuttgart también salieron trenes con destino los campos de concentración. Por eso y, sorprendentemente, no hace mucho, se creó el Memorial en Nordbahnhof (Gedenkstätte am Nordbahnhof), desde donde salieron mucho judíos, entre otros, hacia su destino final.
Fechas de las deportaciones
Fechas y lugares de las deportaciones
El memorial es un lugar bastante apartado y escondido que puede pasar desapercibido incluso a sus vecinos (como me pasó a mi). Pero desde el 2002, se creó este espacio en la antigua parada de tren de Norbahnhof desde donde más de 2600 personas pagaron su billete de solo ida. Todos sus nombres están escritos en una pared y varios carteles explican (en alemán) la trágica historia del lugar y de las personas que se montaron en esos trenes de la muerte.
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Cómo llegar

Se puede coger el U12 dirección Hallslag y parase en Milchhof o coger el U5, U6, U7 o U15 y bajarse en Eckartshaldenweg. Elijas lo que elijas, vas a tener que andar unos 5 minutos hasta encontrar este lugar.

Cementerio o Pragfriedhof

Puede que te sorprenda que incluya un cementerio entre mis rincones de Stuttgart, pero este cementerio es un lugar por el que paso a diario y me gusta. Se creo en 1873 y tiene dos edificios de estilo modernista.
Estatua entre las tumbas
Estatua entre las tumbas
El cementerio está lleno de estatuas y tumbas bien cuidadas, todas con sus flores frescas y su césped impecable (obra de los jardineros que trabajan a diario en él). Además, por tu paso por este lugar, encontrarás varias ardillas rojas correteando de árbol en árbol. No hay día que no vea una.
Tumbas bien ciudadas
Tumbas bien ciudadas
Si te estás preguntado si hay algún famoso enterrado aquí la respuesta es sí, aunque a lo mejor son más conocido en Alemania que fuera de sus fronteras. Aquí podrás encontrar las tumbas del pintor surrealista Willi Baumeister, el escritor Eduard Mörike o Ferdinand von Zeppelin fundador de la compañía Zeppelin.

Si vienes te animas a visitar el cementerio, el memoria de Nordbahnhof está justo al lado, así que no dejes de ir.
Una foto publicada por FlaviaAroundTheWorld (@flaviaroundtheworld) el

Cómo llegar

Se puede coger el U12 dirección Hallslag y parase en Pragfriedhof o coger el U5, U6, U7 o U15 y bajarse en Eckartshaldenweg. 

Lapidarium

El Lapidarium, como su propio nombre indica, es un lugar en el que hay piedras. Descubrí este lugar hace poco y por casualidad, buscando información sobre cómo era Stuttgart antes de la Segunda Guerra Mundial. 
Lapidarium
Lapidarium con estatua
Cómo ya os conté en otro post sobre Stuttgart, entre incendios y bombas, poco queda en pie del Stuttgart antiguo. Pero los restos de monumentos, estatuas, gárgolas y un largo etc. de lugares destacados de Stuttgart se encuentran en el Lapidarium.
Puerta antigua de Stuttgart
Puerta antigua de Stuttgart
El Lapidarium se encuentra en un pequeño jardín privado de una villa cerca del Karlshöhe. Es un jardín fresco donde poder descansar del calor del verano de Stuttgart (que aunque no os lo creáis puede llegar a hacer más de 30ºC). El Lapidarium de Stuttgart es un ordenado desorden de estatuas, columnas, bajorelieves, puertas, restos de lugares antes destacados como el edificio renacentista del Lusthaus (literalmente traducido como la casa de del deseo, aunque era más una especie de polideportivo). Sin duda un gran descubrimiento, además de ser un lugar de lo más fotogénico.
Estatuas del lapidarium
Estatuas del Lapidarium
Este peculiar lugar de Stuttgart se puede visitar gratuítamente solo en verano, desde mayo hasta mediados de septiembre de miércoles a sábados de 14:00 a 18:00 y el domingo de 11:00 a 18:00. Hay que tener en cuenta que los fines de semana suele usarse también como pequeño teatro al aire libre y puede cerrar antes (como me pasó la primera vez que intenté ir).
Estatuas de piedra del lapidarium
Estatuas de piedra del Lapidarium

Cómo llegar

Puede que este sea el lugar más lioso de llegar y con más combinaciones diferentes. El Lapidarium se encuenta en Mörikestraße 24. Desde la Huptbahnhof se podría coger cualquier Sbahn  dirección Schwabstraße y pararse en Feuersee para después coger el autobús 41 o 43 y pararse en Mörikestraße. También se puede coger el U14 hasta Marienplatz y de ahí o bien ir andando o bien coger el bus 43 una parada hasta Mörikestraße.

Rosensteinspark

Rosensteinpark es un parque de estilo inglés al norte de Stuttgart. Este parque no es uno de los más transitados de la ciudad, así que si buscas tranquilidad este es tu parque. Además su Schloss Rosenstein (palacio Rosenstein ahora museo botánico de Stuttgart) hace de frontera entre este parque y el Schlosspark (el más conocido de la ciudad).
En el Rosensteinpark
En el Rosensteinpark
El césped puede parecer descuidado, ya que crece todo lo que puede hasta que, una vez al año, un tractor pasa por encima y lo corta. Por eso no suele ser un parque al que ir a tumbarse (que se puede), sino más a pasear por sus caminos de asfalto por donde pasan caminantes, ciclistas y runners.
Estatuas del Rosenstein Schloss
Estatuas del Rosenstein Schloss
Como curiosidad, en este parque es en el que tiene más densidad de conejos de toda Alemania (y además se ven con facilidad y son gigantescos).
Jardín que separa el Rosensteinpark y el Schlosspark

 Cómo llegar

Si quieres entrar por su puerta principal, entonces coge el U12 dirección Hallslag hasta la parada Löwentor.



Para terminar, aquí os dejo el mapa con los lugares de los que he hablado. Además, siempre que queráis saber mejor cómo ir, podéis consultar la página web VVS (el transporte público de Stuttgart). Con poner la dirección de salida y la de llegada os mostrará todas las combinaciones posibles.

seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

31/8/15

4 de las mejores vistas de Stuttgart

Si hace poco os llevaba de paseo por Stuttgart, hoy lo que os quiero enseñar son esos lugares desde donde poder ver toda la ciudad. En Stuttgart no es difícil encontrar un punto desde donde ver toda la ciudad o parte de ella desde la altura, ya que la ciudad está llena de colinas y cuestas.
De picnic entre viñedos en el Karlshöhe de Stuttgart
De picnic entre viñedos en el Karlshöhe
El punto más famoso (o el que puede que te recomienden el la oficina de turismo) es la Fernseheturm o antena de televisión (que además es la más antigua de Alemania), pero no os la voy a recomendar. Primero porque no he estado y segundo porque hay que pagar y creo que en Stuttgart hay muchos otros lugares desde donde las vistas son muy buenas y todos son gratis. ¡Comenzamos!

Karlshohe

Karlshohe es el más famoso de Stuttgart seguramente. Se encuentra más o menos en el centro de la ciudad entre Marienplatz y Feuersee. Rodeado de algunos viñedos y un pequeño parque, en lo alto del todo hay un biergarten donde descansar después de la pequeña cuesta. 
Vistas y entorno del Karlshöhe en Stuttgart
Vistas y entorno del Karlshöhe
Si no quieres tomar algo en el biergarten del Karshohe, te puedes llavar tu manta y hacer un picnic, como hace mucha gente.

Para llegar, lo más fácil sería o bien llegar a la parada de Ubahn de Marienplatz o a la parada de Sbahn de Feuersee y luego ir andando un poco hasta el Karlshohe.


Torre de la Hauptbahnhof

Si no tienes tiempo de ir a ningún sitio apartado de Stuttgart, la torre de la Hauptbahnhof o estación central de trenes es el mejor lugar desde donde te puedes hacer una idea de cómo es la ciudad. Simplemente tienes que entrar en la estación de trenes, buscar el ascensor y darle al botón. Fácil ¿no?
Königstrasse vista desde la torre de la Hauptbahnhof de Stuttgart
Königstrasse vista desde la torre de la Hauptbahnhof
Una vez arriba, puedes ver sobre todo el centro de la ciudad y cómo está rodeado de pequeñas colinas y viñedos. No son las mejores vistas, pero, como he dicho, si no hay tiempo, es la mejor opción.

Killesbergturm

Desde la torre Killerberg o Killesbergturm hay una de las vistas más diferentes y bonitas de Stuttgart. La torre se encuentra en el parque de Killesberg o Höhenpark Killesberg, uno de los muchos parques de Stuttgart.
La torre de Killesberg y sus vistas de Stuttgart
La torre de Killesberg y sus vistas
Teóricamente para subir hay que pagar 50 céntimos, pero no hay una caja dónde pagar, sino una especie de hucha que pone el precio y eres tú el que decides meter la moneda ahí o no. Nadie te vigila ni nada. Así que si no llevas suelto, puedes subir gratis.

Para llegar a la Killesbergturm hay que coger el Ubahn U5 dirección Killesberg y bajarse en la parada Killesberg, la última parada. Una vez ahí, dirígete hacia el parque encontrarás enseguida la torre.

Bismarckturm

Bismarkturm es un sitio muy poco conocido y visitado de la ciudad, seguramente porque se encuentra a tomarpolculo muy apartado del centro y no es muy fácil llegar ahí. Sin embargo creo que tiene las mejores vistas de la ciudad, desde donde se puede ver casi Stuttgart al completo.
Vistas desde a Bismarckturm de Stuttgart
Vistas desde a Bismarckturm
En este pequeño parque se encuentra la torre Bismarck o la Bismarckturm que la edificaron estudiantes de la universidad técnica de Stuttgart allá por el 1904. Como ya he dicho, creo que tiene una de las mejores vistas completas de la ciudad. 

Es un sitio tan poco conocido que puede que preguntes a los stuttgarters y no sepan dónde está o cómo ir. Para llegar aquí hay que coger en algún punto el autobús 43 y pararse en Am Bismarckturm. Luego hay que subir una cuesta (¡Cómo no!) y se llega a la torre.

Continuará

Como ya he dicho antes, en Stuttgart hay muchos sitios desde donde tener buenas vistas de la ciudad. Tengo algunos sitios que realmente me han hablado bien pendientes, como la Birkenkopf (o Monte Scherbelino) una montaña artificial hecha con los restos de los edificios que se destruyeron en la segunda guerra mundial . 
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

10/8/15

Stuttgart en un paseo

Stuttgart esa ciudad alemana que empezó siendo una cuadra de caballos (Stutengarten) y que hoy en día sigue albergando miles, aunque en forma de Mercedes y Porsches. 


Hoy te voy a llevar de paseo por Stuttgart por los lugares más típicos y destacados. El paseo no durará mucho, unas dos horas, aunque depende de las cervezas que te pares a tomar por el camino.
Schlossplatz y el palacio nuevo, el corazón de Stuttgart
Schlossplatz y el palacio nuevo, el corazón de Stuttgart
A principios del siglo XX se hizo un lavado de cara a la ciudad, derribando muchos enclaves históricos de la ciudad como las murallas que la rodeaban. Además, Stuttgart fue destruida casi en su totalidad en un bombardeo en 1945. Así que muchos de los monumentos históricos han desaparecido y otros muchos están reconstruidos casi al 100%. Otra parte de la ciudad es nueva, pero todo lo interesante se encuentra cerca de la arteria principal de la ciudad: la Köningstraße, la calle de las tiendas.


1. Comenzamos en la Hauptbahnhof

Desde cualquier punto de la ciudad habrá un autobus, U-Bahn (metro) o S-Bahn (cercanías) que te deje en la estación central de trenes. Ahí puedes aprovechar y entrar en la oficina de turismo y pedir información o subirte a la torre que tiene el símbolo de Mercedes para contemplar una panorámica de la ciudad gratuitamente.

2. Paseando por el Oberer Schlosspark

Después te aconsejo que dejes la bulliciosa calle de tiendas para otro momento (Köningstraße) y te desvíes hacia la izquierda hasta el el parque Oberer Schlosspark con un lago a los pies de la ópera.
Ópera de Stuttgart
Ópera de Stuttgart
Pasea tranquilamente, contemplando las estatuas a los lados del parque hasta que llegues al Neues Schloss o palacio nuevo (o castillo según traducciones), que está totalmente reconstruido y que alberga los ministerios de Finanzas y Educación. No se puede visitar, aunque en mi primer viaje a Stuttgart tuve la oportunidad de entrar en alguna de las salas del edificio.
Estatua cerca de la ópera de Stuttgart
Estatua cerca de la ópera

3. El corazón de Stuttgart

Entra a Schlossplatz o la plaza del palacio con una gran columna en el centro. En un día soleado estará lleno de gente en el césped. Así que si tienes envidia, siéntate un rato, compra una cerveza y disfruta del sol. Si vas en verano puedes encontrarte algún evento, ya sea un festival o algún mercado.
Königsbau Stuttgart
Königsbau y Schloplatz
Justo al otro lado está el Königsbau, en su día un lugar de conciertos de Maximiliano I. También fue bombardeado casi en su totalidad, reconstruido y hoy es un centro comercial.
Patio del antiguo castillo Stuttgart
Patio del antiguo castillo
Si seguimos nuestro paseo, al otro extremo de la plaza encontramos el Altes Schloss o castillo antiguo (hoy el museo de Württenberg) y la Alte Kanzlei o antigua cancillería (hoy un restaurante-cervecería). Aunque no quieras entrar a ver el museo, te recomiendo entrar a ver el patio interior del castillo, un rincón bastante tranquilo y bonito de la ciudad.

4. Mi plaza preferida

Ahora llegamos a una de mis plazas preferidas de la ciudad: Schillerplatz o plaza de Schiller. Esta plaza está dedicada Schiller al dramaturgo más importante alemán después de Goethe. ¿Qué no sabes que escribió? ¿Te suena Guillermo Tell?
Schilleplatz Stuttgart
Schillerplatz
La iglesia Stiftskirche, el edificio Fruchtkasten (uno de los más antiguos de la ciudad), el Prinzenbau o edificio del Príncipe (hoy el ministerio de justicia), el castillo viejo y la cancillería con su agradable terraza rodean de una forma muy armoniosa la plaza. Para rematar, justo en el centro está la estatua recordando al célebre escritor.

5. El feo ayuntamiento

La siguiente parada sería la Marktplaz o plaza del mercado donde se encuentra el feo ayuntamiento o Rathaus (que yo lo traduzco como la casa de las ratas jaja). No hay mucho que ver aquí excepto si quieres entrar en el ayuntamiento y montarte en el Paternoster, un ascensor que no tiene botones ni puertas en el que te subes y bajas en marcha.
Marktplatz de Stuttgart
Marktplatz

6. Descansando junto a Juan con suerte

Yendo por el lado izquierdo del ayuntamiento y callejeando un poco se llega a otra placituela muy acogedora (Geißstraße), sobre todo en verano con las terrazas. En el medio está la fuente de Hans im Glück o Juan con suerte (el de las habichuelas mágicas).
Fuente de Hans im Glück  en Stuttgart
Hans im Glück
Si las terrazas están puestas, haz un pequeño descanso y tómate una bier en alguno de los bares. Si no vete a uno de los bares más conocidos y alternativos de la ciudad: el Mata Hari, donde, si echas de menos la cerveza española, te puedes pedir una de litro de San Miguel.

7. La celebridad de Stuttgart

Pues no, ni Robert Bosch (Bosch),  ni DaimlerMaybach y Karl Benz (Daimler-Mercedes), ni la familia Porsche (Porsche) nacieron en Stuttgart, aunque pueden que sean los hijos adoptados de la ciudad más internacionales. Todos ellos eligieron Stuttgart para montar sus imperios.
Casa de Hegel en Stuttgart
Casa de Hegel
Entonces, ¿quién es stuttgarter de nacimiento más famoso?¿Quieres conocer su casa? Hegel, el gran filósofo, es el stuttgarter más célebre. Su casa no fue destruida en los bombardeos y hoy es una casa-museo que se puede visitar gratuitamente.

8. El Bohnenviertel o lo que queda de la ciudad vieja

Nos dirigimos ahora a la busca y captura de los pocos rincones que quedan de la ciudad antigua de Stuttgart. En la Torstraße se encuentra un resto de antigua muralla de forma circular. Queda algún que otro resto más de la muralla, pero son difíciles de encontrar.
Pequeño trozo de muralla en Stuttgart
Pequeño trozo de muralla
Desde ahí nos vamos a ir al Bohnenviertel, que es el único barrio que hoy se conserva de la ciudad antigua. Se diferencia del resto por sus calles irregularmente adoquinadas, sus tiendas más pequeñas y personales, algunas galerías de arte y por ser el barrio rojo de la ciudad. Un paseo por aquí te hará pensar que estás en otra ciudad. Seguramente te topes con la torre Schellen o Schellenturm, una torre de entramado de madera con algo de muralla que en su día funcionó como cárcel y que hoy es un bar con un agradable patio.
Schellenturm en el Bohnenviertel Stuttgart
Schellenturm en el Bohnenviertel

9. Feuersee, el borche final

Para terminar, nos vamos hasta Feuersee o el lago de fuego. Tendremos que andar un poco, pero lo merecerá. Feuersee es un lago artificial que se hizo para que los bomberos pudieran coger agua. Pero el encanto que tiene este lugar es el conjunto del lago con la iglesia neogótica todo rodeado de mucha vegetación. Puede que este sea el lugar más bonito y fotogénico de Stuttgart.
Feuersee de noche Stuttgart
Feuersee de noche
Quédate un rato aquí, escuchando el ruido del agua y la tranquilidad de la zona. Además aquí hay varios bares con terrazas muy agradables. Si tienes hambre, puedes cenar en uno de mis restaurantes preferidos de la ciudad, el Sultán Saray.

EXTRA. El gran parque de Stuttgart

Hay un parque justo detrás de la Hauptbahnhof que es perfecto para llevarte una manta, un libro, unas cervezas, una pelota, las cartas, la BBQ o lo que te apetezca. También puedes practicar cualquier deporte al aire libre. Lo mejor es que está en el centro de la ciudad y, una vez has pasado las obras del S21, puedes pasar un rato tranquilo.
Estatua y fuentes en Schlosspark en Stuttgart
Estatua y fuentes en Schlosspark
También hay una zona de barbacoas, donde sólo tienes que llevar el carbón y la comida (y tener suerte para encontrar una libre en el buen tiempo). A mi me gusta mucho y voy con bastante frecuencia (también porque me pilla al lado de casa).
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador
flecha derecha boton inicio