27/8/15

Mi primera hora de budismo

Deambular por las calles sin rumbo fijo puede llevarte hasta un destino inusual y que recordarás para el resto de tus días. Estando en Kalaw sin mucho que hacer más que descansar y coger fuerzas para el trekking, me encontré con una pareja de recién casados israelíes. Decidí acompañarles al monasterio que ya había visitado por la mañana. Al salir vimos un camino que parecía que llevaba a unas pequeñas colinas no muy lejanas. Decidimos ir a ver qué había por ahí.

No llevábamos mucho andando, cuando de una pequeña propiedad con un jardín salió un monje que sabía tres palabras en inglés. Nos guió hasta donde su compañero U Kondanna quien sí sabía inglés (o eso es lo que nos comentó). U Kondanna nos recibió con la sonrisa eterna birmana en la cara. Después de las preguntas rutinarias, nos propuso que nos sentáramos una hora con él para aprender un poco más sobre el budismo. Aceptamos encantados.
Monje Kalaw
Entre frases en inglés y birmano, este monje, otrora físico, nos preparó un rico té para acompañar las enseñanzas budistas. De repente, el chico israelí estornudó y a U Kondanna le faltó tiempo para coger sus hierbas y polvos y preparar un remedio casero que le quitaría el resfriado en un momento. Entonces fue cuando se animó y al ver que yo llevaba gafas, buscó unas hojas de algún árbol y, después de humedecerlas con la lengua, me puso debajo de cada ojo una. Esto me mejoraría mi miopía.

Cogió un libro de budismo para principiantes y durante una hora estuvo hablando sobre los pilares del budismo, los diferentes tipos y las diferencias entre el budismo de Myanmar y el de otro países cercanos. Todo esto intercalado con más infusiones de hierbas y algún que otro potingue (o pócima) para curar cosas que no sabíamos que teníamos mal. Habló de mucho más, pero no pude entenderlo todo. U Kondanna simplemente cambiaba al birmano sin darse cuenta. 

Una hora justa estuvimos en su casa. Durante esa hora, las miradas entrecruzadas de los tres entre incredulidad y asombro inundaban el ambiente de la habitación.

Cuando terminamos, él tenía que ir al monasterio a rezar y nosotros asimilar lo que habíamos vivido en la última hora. Pero antes, firmamos en su extenso libro de visitas donde gente de todo el mundo dejaba sus agradecimientos y su dirección para una visita casi improbable del monje.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

3/8/15

Guía básica de Myanmar (Birmania)

Hoy os traigo un post muy práctico si vas a visitar Myanmar: una guía básica de Brimania con todo lo que te interesa saber antes y durante el viaje. Ya os he contado durante casi un año mi viaje por el país más inexplorado del sudeste asiático, pero hoy quiero hacer una recopilación con toda la información que te vendrá de rechupete si has decidido visitar este maravilloso país. Hay que tener en cuanta que la información de precios, horarios, etc. es de octubre de 2014 y en este país las cosas cambian de un día para otro. Pero seguro que todo os sirve para haceros una idea.
Pescador del lago Inle
Pescador del lago Inle

Antes de viajar a Myanmar

Visado

Es lo imprescindible. Si no tienes visado, no entras. Desde septiembre de 2014 existe la posibilidad de sacárselo online, pero también lo puedes solicitar en las embajadas de Myanmar en cualquier país del mundo. Aquí os dejo información más detallada de cómo obtener el visado de Myanmar.
Visado Myanmar

Información básica

Muchos tendréis la duda de qué llevar, qué moneda se usa, vacunas, enchufes y un largo etcétera. En este post encontraréis toda la información necesaria para antes de viajar a Birmania.

Dinero

Cuando viajé a Myanmar el tema de cuánto, cómo y qué llevar a Myanmar es lo que más me preocupaba.  Había oído que no había casi cajeros automáticos, que había que llevar los billetes recién imprimidos y un largo etc. En este post resolveréis todas vuestras dudas sobre los kyats de Myanmar.

Presupuesto

¿Quieres saber cuánto vale una cerveza en Myanmar o cuánto te va a costar una habitación en un hostal o si un restaurante es caro o barato? En este post os desgloso los precios de Myanmar a fecha de octubre de 2014.

Qué ver en Myanmar

Itinerarios

Yo hice este recorrido durante los 20 días que estuve en Birmania. Pero me quedé con ganas de más y me he ideado otro itinerario alternativo por si algún día vuelvo a Myanmar. Así os podréis hacer una idea de todo lo que hay que ver en este maravilloso país.

Imprescindibles

Estos son mi 7 imprescindibles de Myanmar. No están mal ¿verdad?

Yangón

La antigua capital es un sitio poco atractivo para el viajero, excepto por la archiconocida Shwedagon Paya. Aquí os cuento mi experiencia en Yangón.
Shwedagon Paya al atardecer
Shwedagon Paya al atardecer

Bagán

Si vas a Myanmar y no vas a Bagán es porque no es tu primera vez en el país. El 100% de los viajeros primerizos del país van a esta gran llanura salpicada por miles de templos donde puedes ver uno de los mejores amaneceres del mundo.
Atardecer en Bagán
Atardecer en Bagán
Si lo que quieres saber es información práctica sobre Bagán como dónde dormir, cuánto cuesta, qué ver, etc este es el post que estabas esperando. Con esto no habrá templo que se os resista.

Pero cuando visité los templos tuve sensaciones encontradas, entre decepción y satisfacción de encontrar lo que buscaba. 

Mandalay

Mandalay es la ciudad con más monjes del país. Para mí ese es su gran encanto. También está el Palacio Real y varios monasterios de teca. Pero lo que todo viajero debe de visitar en los alrededores de Mandalay es el punte U Bein al atardecer, un placer para los ojos.  Os cuento más sobre Mandalay en este post.
Atardecer en el puente U Bein
Atardecer en el puente U Bein

Lago Inle

Hacer un trekking hasta el lago Inle es una de las mejores experiencias de Myanmar. Lo mejor es empezar en Kalaw y andar durante tres días hasta el lago. Aquí os dejo toda la información para preparar el trekking hasta el lago Inle
Mujer Palaung durante el trekking al lago Inle
Mujer Palaung durante el trekking
Una vez ya en el lago Inle hay muchas actividades que puedes hacer. Aquí os dejo toda la información práctica que necesitas saber sobre el lago Inle.

Mrauk U

Mrauk U no es un sitio popular de Myanmar. Por eso la mayoría de los viajeros ni han escuchado hablar de este sitio con maravillosos templos. Además no hay mucha información por la red. Por eso aquí os dejo todo lo que necesitas saber:
Birmano del estado de Rakhine
Birmano del estado de Rakhine
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

23/7/15

Mis 7 imprescindibles de Myanmar

Ya he escrito toooodo lo que se podía contar de mi viaje a Myanmar. Pero como no quiero dejar de hablar de este maravilloso país, te voy a contar los que para mí han sido los siete momentos más destacados de mi viaje por Birmania. Seguramente si has ido ahí, pondrías otros. O no. Dos personas pueden viajar juntas por un país y para cada uno haber sido una experiencia totalmente diferente.
Yo en Bagán. Foto de mi amigo Vincent. Gracias
Yo en Bagán. Foto de mi amigo Vincent. Gracias
Pero si me preguntas a mi qué es lo que más me ha gustado, te respondería:

Amanecer en Bagán

Me emocionó. Me enamoró. Volvería a Myanmar sólo por volverlo a ver. Pero sólo el amanecer. Bueno y las vistas desde lo alto de algún templo con esas llanuras verdes salpicadas por miles de templos y picos. Los templos me gustaron, pero no me encantaron.
Impresionante amanecer en Bagán
Impresionante amanecer en Bagán

Los templos de Mrauk U

Los grandes desconocidos. Para mi mucho más bonitos que los de Bagán. De Mrauk U me gustó todo: la odisea para llegar, el llegar, los paisajes, los templos, la gente. Es un combo perfecto para descubrir la Birmania profunda. Te costará llegar, pero cada segundo que pases ahí valdrá la pena.
Templo de Mrauk U
Templo de Mrauk U

Trekking hacia el lago Inle

Aunque no seas un aficionado a los trekkings, el que se hace desde Kalaw al lago Inle es apto para todos los públicos. Desde que conocí a mi guía, supe que iba a ser genial. Durante los 70 kilómetros que anduvimos, pasamos por muchos paisajes diferentes, cruzamos pueblos de diferentes etnias, tomamos el té en varias casas locales y dormimos con gente local. Si para ti son muchos kilómetros, se puede acortar. Pero no dejes de andar por estos parajes.
Caminando hacia el lago Inle
Caminando hacia el lago Inle

Atardecer en el puente U Bein

Hay muchos atardeceres que son hermosos. En Birmania el mejor es el que puedes ver desde el puente U Bein. Si pasas por Mandalay, este lugar es una parada obligatoria. A parte de la puesta de sol, es uno de los lugares donde más monjes puedes del país.
Atardecer en el puente U Bein
Atardecer en el puente U Bein

Cenar el la BBQ Street de Yangón

La comida de Myanmar no es tan sabrosa como otras del sudeste asiático, pero hay un lugar en el que realmente disfruté de la comida. Ese lugar fue en Yangón y en la 20th  street por la noche puedes encontrar miles de restaurantes donde tú eliges los pinchos que vas a comer, ellos te los hacen a la barbacoa en un momento y tú a disfrutar. Aquí puedes comer de todo, desde alitas de pollo o verduras a corazón de cerdo. Además te mezclarás con mucha gente local, ya que también es un sitio muy concurrido por los birmanos ¡Ah! lo de BBQ Street se lo llamo yo, no sé si es un nombre oficial o no.
BBQ Street Yangón
Pinchos en la BBQ Street

Su gente

Sé que es un tópico lo de decir que Birmania te gusta por su gente, pero es verdad. Son amables a más no poder, se interesan por ti y por saber si te gusta su país, de dónde eres, etc. Otras veces no saben ni decir Hello y entonces te tendrás que comunicar por un lenguaje que me encanta, el de gestos. Pero si conocen algo en la lengua de Shakespeare, intentarán practicar cada palabra que tengan en mente. Los birmanos son gente que siempre tiene una sonrisa en la cara, dispuestos a ayudarte en cualquier momento sin pedir nada a cambio. Bueno, sí. Te pedirán una foto con ellos.
Unos amigos que hice en Bagán
Unos amigos que hice en Bagán

Usa la tanaka para protegerte del sol

De las primeras cosas que te llamarán la atención de Myanmar es que todas las mujeres y niños llevan la cara pintada en los mofletes de color amarillo. Pues bien eso es Tanaka y es el protector solar oficial del país. Se saca de un tronco de un árbol y se frota con agua y una piedra de forma de plato y sale una pasta. Luego se la ponen en la cara a disfrutar del sol. 
Yo con tanaka en la cara
Yo con tanaka en la cara
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

2/7/15

Mi futuro itinerario en Myanmar

Muchas veces al terminar un viaje te das cuenta que querías haber visto mil cosas más del país o que hubieras hecho ciertas cosas de otra manera. Incluso aunque tu viaje haya sido perfecto. Es ley de vida y del viajero. O eso me parece a mi.

Por ejemplo, cuando vuelva a Myanmar, no cogeré la ida y la vuelta desde la misma ciudad. Habría podido aprovechar un poco más el tiempo en ese país si la ida hubiera sido a Yangón y la vuelta desde Mandalay.
Niños Chin en el colegio
Otra cosa que me arrepentí de no hacer fue coger el tren. No es el mejor medio de transporte, pero debe de ser muy auténtico. Debería haber hecho un pequeño recorrido en él, en vez de tanto autobús.

Cuando  hablaba con algún viajero me decía que qué iba a hacer tres semanas en Myanmar, que con dos me valía, que no había mucho más que ver. ¡Qué equivocados estaban! Me supieron a poco. Tuve que elegir en varias ocasiones si hacer esto o aquello. Si el que va a Birmania piensa que es sólo Bagán y lago Inle es que no sabe al país al que va.  Este fue mi itinerario durante los 20 días que estuve en este país.

Y este de aquí abajo el que haré cuando vuelva (el cuando no lo sé):


En mi futuro viaje a este encantador país, empezaría por el norte. Cogiendo un vuelo desde donde esté en ese momento a Mandalay. Para empezar a tomar contacto con el país, visitaría InwaSagaing, dos antiguas capitales birmanas (que no sé por qué carajos no vi cuando estuve en Mandalay). 

Ya con fuerzas iría al norte para hacer un trekking por Hsipaw que, según me contaron varios viajeros, los paisajes de ahí son increíbles

Iría a Monywa para ver sus cientos de templos y sus budas gigantes

Desde ahí, podría rumbo a la artificial capital Naypyidaw, aunque sólo sea para ver autovías de 5 carriles en cada sentido desiertas. 

Después me dirigiría a Bago para ver más budas

De ahí cogería un autobús al centro de peregrinación Kyaikto y subiría a contemplar la roca dorada o Golden Rock.

Y empezaría a bajar al sur hasta Hpa-sa para recorrer en moto los alrededores y más tarde llegar a la ciudad de Mawlamyaing para conocer esa zona bastante inexplorada de Birmania.

Para terminar un viaje redondo, terminaría en algunas de las islas vírgenes de Myanmar como Kyun Phi Lar, Lampi, Macleod o Nyaung We I. Ahí descansaría, tomaría el sol y si se puede, haría algo de buceo
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

10/6/15

Las mujeres de la cara tatuada de los pueblos Chin

Ser guapa es un gran problema. Sí, sí, has leído bien. Pero no lo digo yo, lo dicen las mujeres ancianas de los pueblos Chin en el estado Rakhine y Chin de Myanmar. Y ya se sabe que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Tan guapas eran que tuvieron que afearse para que no se las llevaran los monarcas birmanos o los japoneses. ¿Y cómo lo hacían? Tatuándose la cara para ocultar su belleza
Mujer Chin con la cara tatuada, Myanmar (Birmania)
Mujer Chin con la cara tatuada
Durante siglos, las madres Chin tatuaron la cara a sus hijas cuando contaban entre 5 y 8 años para que no las secuestraran o violaran. ¡Imagina qué dolor! Además los medios para hacerlo no debían de ser los más indoloros del mundo. Durante varios días las pobres niñas tenían la cara hinchada y con heridas.
Varias mujeres con la cara tatuada
Varias mujeres con la cara tatuada
Pero como todo son modas, pasado un tiempo, las mujeres que tenían tatuajes en su cara, empezaron a cotizarse al alza y los hombres de la región no querían a las que tenían el rostro sin pintar. Eso sí, a los extranjeros siempre les gustaron más las del rostro pálido.
Más mujeres chin con la cara tatuada
Más mujeres chin con la cara tatuada
Hoy en día ya no se tatúa a las niñas pequeñas y sólo quedan una veintena de estas mujeres, todas en el estado de Rakhine o Chin (al noroeste del país junto a la frontera con Bangladesh e India). Todas son ya ancianas, la mayoría viudas. Ironías de la vida, antes se tatuaban la cara para que los extranjeros las dejaran en paz y ahora es un reclamo turístico que para muchas es su sustento.
Rumbo a los quehaceres diarios en Myanmar
Rumbo a los quehaceres diarios en Myanmar
Muy temprano, a las 8 de la mañana, Laueren, James y yo, con Mr Fix-it como guía oficial, cogimos un pickup desde Mrauk U hacia el Jetty (embarcadero). Ahí nos esperaba una barca de motor que nos llevaría río arriba durante unas dos horas. Por el camino, pudimos observar cómo se despertaba la vida en los pueblos de los márgenes del río, cómo iban a asearse, cómo se trasladaban en sus barcas hasta su destino, cómo llevaban el ganado a pastar.
Uno de los pueblos chin
Uno de los pueblos chin
Cuando desembarcamos, nos adentramos en el primer pueblo. Y eso puede que sea lo que más me gustó e impactó del día. Había pasado por pueblos cuando hice el trekking hacia el lago Inle, pero ahí me di cuenta de que estaba en la Birmania profunda y olvidada. Calles llenas de barro, casas muy rudimentarias (aunque firmes) hechas con bambú, niños correteando en dirección a la escuela con mochilas de UNICEF (posiblemente lo únicos que se acuerdan de ellos).
Niña Chin divisándome con prismáticos
Niña Chin divisándome con prismáticos
Sí, vi mujeres con la cara tatuada. Pero casi todas tenían la mirada triste. La permanente sonrisa birmana se había borrado de su rostro. La tinta en su cara hace las veces de careta y no necesitan mostrarse risueñas. Al fin y al cabo venden su cara por dinero. Los ingresos de sus familias menguarán cuando ellas mueran. Aunque no creo que vivan del turismo, ya que escasos 3.000 viajeros visitan los templos de Mrauk U y no todos hacen la excursión a los pueblos Chin. Sólo nos topamos con otros turistas que iban cargados de súper cámaras con sus súper objetivos fotografiando a las mujeres como si de un safari se tratare. Haciéndolas posar de tal o cual manera. Ahora como si estuvieras hilando, ahora como si fumaras, ahora como si...
Mujer chin con la cara tatuada harta de posar para los fotógrafos
Mujer chin con la cara tatuada harta de posar para los fotógrafos
Al volver a Mrauk U contemplando el atardecer sobre esos verdes campos que tanto me gustan, me di cuenta de que Birmania no es un país, sino que es un rompecabezas de etnias, razas y religiones unidos por el tiempo y el azar. En esa desconocida región de Myanmar conviven juntos y a veces muy revueltos musulmanes, budistas, católicos, hinduístas, animistas y puede que algún ateo.
Campos verdes de la zona de Mrauk U
Campos verdes de la zona de Mrauk U
Y así fue cómo me despedí de Myanmar, sintiendo haber conocido uno de los países más puros del mundo, sabiendo que me he dejado muchas cosas por ver y hacer, pero teniendo la certeza de que voy a volver. Como en cada viaje, he dejado un pedacito de mi ahí y he tomado prestado una pizca de la esencia de Birmania.
En la barca de regreso a Mrauk U
En la barca de regreso a Mrauk U
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador

28/4/15

Mrauk U, en busca de los templos olvidados de Myanmar

Bajarse del barco. Buscar alguien que hable inglés. Encontrar a Mr. Fix-it. Elegir un hostal. Arrepentirte de tu elección. Alquilar una bici. Coger un mapa. Disponerte a perderte por los templos de Mrauk U. Perderte literalmente. Esos son los pasos para empezar tu aventura en este increíble y remoto rincón de Myanmar.
Ratanabon Pagoda, Mrauk U, Myanmar
Ratanabon Pagoda e Mrauk U

Sakyamanaung y Ratanamanaung: los templos que no quería ver

Con mi bici, agua, un mapa y un sol de justicia (en Mrauk U siempre hace sol y calor), me dispuse a visitar los templos principales de Mrauk U. Pero la buena orientación que me suele acompañar en mis viajes, se quedó descansando en algún sitio y me perdí varias veces. Eso sí, no me importó. Llegué a otros templos más pequeños y por caminos por los que solo iba yo y un par de mujeres con su cántaro  de agua de metal en la cabeza, algo que parece estar a la orden del día en este lugar.
Sakyamanaung, Mrauk U, Myanmar
Sakyamanaung
Mientras pedaleaba por caminos rodeados de naturaleza, encontré a un grupo de jóvenes jugando al Chinlone, el deporte nacional de Myanmar. Me quedé mirándolos un rato y al rato fui yo la observada, siempre sin dejar de sonreírme y saludarme.
Chinlone, Myanmar
Chinlone
Puede que fuera una suerte empezar viendo los templos más pequeños, para así al final dejarme sorprender por los más imponentes. Los primeros templos que visité (Sakyamanaung y Ratanamanaung) me recibieron en soledad. No había un alma. Bueno, sí. Las de los animales que campaban a sus anchas por los templos. Y no sólo en estos más tranquilos, sino en todos. Naturaleza, templos y personas conviven en armonía en Mrauk U.
Escultura del templo de Ratanamanaug, Mrauk U, Myanmar
Escultura del templo de Ratanamanaug

Ratanabon Pagoda: conversando con un monje

Después, indicada por los gestos de un lugareño, me dirigí hacia Ratanabon Pagoda, con una pagoda central bastante grande, rodeada con varias más pequeñas. Se diferencia muy bien por su estupa grande y alta (en forma de tetilla).

Ratanabon Pagoda, Mrauk U, Myanmar
Yo en Ratanabon Pagoda
Ahí me encontré con un monje, que me invitó a sentarme con él y a  hablar con él sobre su país en su inglés básico. Me despedí de él y seguí pedaleando. Aunque volvería en un par de días a terminar mi visita.
Monje en Ratanabon pagoda, Myanmar
Monje en Ratanabon pagoda

Mahabodi Shwegu: ¿de verdad hay un templo ahí arriba?

Quería ver un templo muy cerca de Ratanabon que, según decía la guía, tenía unas esculturas y bajorelieves muy interesantes. Como no lo encontraba por ningún sitio, pregunté a un grupo bastante grande de mujeres y niñas que estaban en un pozo cogiendo agua. Todas me dijeron que estaba arriba de la colina. Después de reírse de mí (o conmigo) al ver que intentaba subir la bici, decidí dejarla abajo.
Mujeres y niñas cogiendo agua del pozo en Mrauk U
Mujeres y niñas cogiendo agua del pozo en Mrauk U
Y llegué a Mahabodi Shwegu. Desde ahí, a parte de notar que el sol pegaba con mucha más fuerza, encontré un pequeño templo, más abandonado que los otros si puede ser. Casi parecía imposible encontrar algo de interés ahí. Pero sí, había varias piedras talladas. Además las vistas desde ahí eran magníficas.
Detalle del templo Mahabodi Shwegu, Mrauk U, Myanmar
Detalle del templo Mahabodi Shwegu

Laungbwanbrauk y Htaparron: el camino embarrado

Desde arriba divisé mi próximo destino, Laungbwanbrauk y Htaparron. Llegué hasta ahí dando un rodeo, estaba muy cerca, pero no había un camino directo. Me encontré a un niño con sus búfalos de agua. Todo estaba con bastante barro, así que no pude ir a ver los templos un poco más lejanos, me conformé con ver en la lejanía el Pitakataik y Anoma. Intenté volver otro día, pero sin éxito.
Templos de Laungbwanbrauk y Htaparron, Mrauk U, Myanmar
Templos de Laungbwanbrauk y Htaparron

Htakkam Thein: el templo que parece un fuerte

Para terminar mi primer día (o mejor dicho medio día) en Mrauk U, me acerqué al templo de Htukkam Thein, que más que un templo parece un fuerte por fuera. Pero por dentro es una maravilla. Medio en penumbra empiezas el recorrido en espiral que te llevará hasta lo más alto del templo. Sin saber muy bien dónde te encuentra, seguirás el camino flanqueado por innumerables Budas, Pero no sólo hay Budas en este templo, también hay miles de bajorelieves con diferentes imágenes de esta religión. No sé el tiempo que estuve dentro, pero al salir ya estaba anocheciendo.
Templo de Htakkam Thein, Mrauk U, Myanmar
Templo de Htakkam Thein
Entonces me convertí en la atracción de un grupo de turistas birmanos, con los que me hice más fotos que Miranda Kerr en una campaña de moda. Me miraban con interés y rareza. Les encantó que cogiera al pequeño en brazos. No se ven casi turistas por Mrauk U y menos que no sean del país.
Interior del templo de Htakkan Thein, Mrauk U, Myanmar
Interior del templo de Htakkan Thein

 Laymyathna: el de al lado del fuerte

Antes de poner rumbo al hotel y darme una merecida ducha, crucé el camino, vi un par de niños jugando y me acerqué a ver el templo Laymyathna. Por fuera muy similar al fuerte, aunque estaba cerrado. Al volver al hotel, me volví a perder.
Laymyathna,Mrauk U, Myanmar
Laymyathna

Sitthaung: el gran templo

En mi segundo día con la bici, fui a ver el templo principal de Mrauk U, Shitthaung, traducido como el templo de los 80.000 Budas. A primera vista no parece que vaya a ofrecernos mucho: parece mal reconstruido, con simple cemento. Pero no, hay que saber mirar en el interior de los templos. Una vez subes las escaleras ya empiezas a ver que realmente tiene cosas que ofrecer: bajorelieves, esculturas, vistas y un largo etc.
Vistas desde el templo de Shitthaung, Mrauk U, Myanmar
Vistas desde el templo de Shitthaung
La primera sala está llena con miles de Budas (literalmente, no exagero) de todo tipo de formas, tamaños y colores. Parece que han ido recogiendo Budas y colocándolos ahí. Parece que no tienen mucho sentido, pero ahí están, dándote la bienvenida. No sé si realmente habrá 80.000 figuritas de la deidad budista, pero varios miles, seguro.
Detalle del templo Shitthaung, Mrauk U, Myanmar
Detalle del templo Shitthaung
Una característica de los templos grandes de Mrauk U es que tienen dentro de la estupa principal un camino en forma de espiral, flanqueada a ambos lados por budas. En esta, al final del camino te encuentras unos bajorelieves a color. Me quedé asombrada. Aunque también un poco asustada cuando se fue la luz y no veía absolutamente nada. Lo mismo debió de pensar la pareja de turistas que estaba conmigo (la primera no birmana que me encontraba por los templos). Pero volió en unos 10 minutos y pude terminar de ver el interior. 
Interior del interior de la estupa de Shitthaung, Mrauk U, Myanmar
Interior del interior de la estupa de Shitthaung
Al salir del laberinto, una excursión de escolares birmanos llenaba casi todo el templo y me miraban con curiosidad. De nuevo me hice varias fotos con ellos. ¡No sé en cuantas cámaras de Myanmar estaré!
Yo haciendo el tonto en el templo de Shitthaung, Mrauk U, Myanmar
Yo haciendo el tonto en el templo de Shitthaung
Para terminar, di una vuelta por la muralla del templo.
Murallas del templo de Shitthaung, Mrauk U, Myanmar
Murallas del templo de Shitthaung

Andaw: el de al lado del grande

Una puerta del templo Shitthaung te lleva al templo de Andaw Thein. Este templo contiene una reliquia de un diente de Buda (o eso dicen, porque creo que hay más reliquias de los dientes de Buda que los que puede tener una persona normal). 
Exterior del templo de Andaw, Mrauk U, Myanmar
Exterior del templo de Andaw

En el interior, más budas en distintas posiciones a todo color.
Interior de el templo de Andaw, Mrauk U, Myanmar
Interior de el templo de Andaw

El palacio real o lo que queda de él

En el centro del pueblo hubo una vez un palacio. Hoy en día sólo quedan una grandes murallas un poco destartaladas.
Niño birmano jugando a la rueda, Mrauk U, Myanmar
Niño birmano jugando a la rueda
Dentro, se encuentra el museo arqueológico de Mrauk U.

Koethaung: mi preferido

No me quedaba mucho por ver. Empecé a pedalear para llegar al templo de Koethaung. Pedaleé mucho. Pregunté mucho. Saludé mucho. Dudé mucho hacia donde iba. Pero no, este lugar tiene joyas escondidas en todos los sitios y aunque cueste llegar, no hay que perder la esperanza de descubrir un gran templo lejos del centro del pueblo.
Koethaung, Mrauk U, Myanmar
Koethaung
Koethaung se empieza a ver una vez que sales de un pueblo y la sombra de los árboles te abandona. Entonces lo ves y se te escapa un Oh My Budha! No hay otra expresión que describa mejor lo que es ver por primera vez ese templo.
Primer nivel de Koethaung, Mrauk U, Myanmar
Primer nivel de Koethaung
Puede que el de Sitthaung sea el más conocido, el principal. Pero el de Koethaung es mucho más grande, más impresionante por fuera, más auténtico. Se convirtió en mi preferido de Mrauk U desde el segundo uno. Además significa el templo de los 90.000 Budas, diez mil más que el de Sitthaung.
Buda con mini-budas en Koethaung, Mrauk U, Myamanr
Buda con mini-budas en Koethaung
No sé si por estar tan alejado, no hay ni siquiera escolares birmanos visitándolo. Una pena. O no. Lo visité de nuevo sola.  
Más budas de Koethaung, Mrauk U, Myanmar
Más budas de Koethaung
El templo está bastante descuidado, medio en ruinas. El interior está repleto de Budas, unos grandes, otros más pequeños, pero la mayoría enterrados entre la maleza y la tierra. Puede que esto haga que tenga un encanto decadente, donde te crees una Lara Croft o un Indiana Jones descubriendo un templo donde nadie antes ha estado. Soñar es gratis. Hoy en día no hay sitios así, pero puede que este sea el rincón del mundo donde te puedas sentir un explorador de verdad.
Budas enterrados entre la maleza en Koethaung, Mrauk U, Myanmar
Budas enterrados entre la maleza en Koethaung
El pasillo del nivel más bajo está rodeado de imágenes grandes de Buda sentados y en las paredes más mini-budas. Ahí te puedes refugiar del inmenso calor gracias a la frescor de sus muros. En el nivel más elevado te encuentras estatuas de buda enterradas entre la maleza, unas veces están enteras, otras sólo la cabeza. 
Detalles de las murallas de Koethaung, Mrauk U, Myanmar
Detalles de las murallas de Koethaung
Al dejar este templo, volví la vista atrás y no pude más que pararme a contemplar por última vez este impresionante templo de esta acogedora ciudad.

Phraouk Paya y Minkhaung Shwetu: mis últimos tempos

De vuelta del templo de Koathaung, me paré a contemplar dos pequeños templos que había visto a la ida, pero que los dejé como despedida de mi visita a Mrauk U. Phrauk Paya está en una pequeña colina de fácil acceso. De forma cilíndrica, tiene Budas en nichos, alrededor de la estupa.
Phrauk Paya, Mrauk U, Myanmar
Phrauk Paya
El templo de Minkhaung Shwetu, pequeño y modesto, ubicado en una explanda verde.
Minkhaung Shwetu, Mrauk U, Myanmar
Minkhaung Shwetu
Así me despedí de los recónditos templos de Mrauk U, uno de los lugares más remotos y menos masificados. Donde hay maravillas arquitectónicas y puedes vivir una experiencia con su gente. Uno de mis sitios preferidos de Myanmar y que recomiendo a todo viajero aventurero que se quiera salir un poco de los caminos más populares. 
Niña de Mrauk U,Myanmar
Niña de Mrauk U
NOTA: Otros artículos sobre Mrauk U:
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Curiosea más...
Separador
flecha derecha boton inicio