27/7/15

Mombasa mezcla árabe, colonial y suajili

Mombasa es la segunda ciudad más grande de Kenia después de Nairobi, pero no tiene nada que ver con la poco atractiva capital. Únicamente les une el caos que reina en las dos urbes. Mombasa es una ciudad con unas pinceladas árabes, otras coloniales y otras sualijus en una isla donde se respira el estilo de vida costero, más relajado.
Mombasa desde el fuerte Jesús
Mombasa desde el fuerte Jesús
Como siempre, cogimos de nuevo el transporte público. El matatu nos llevó desde Ukunda al puerto al otro lado de la isla de Mombasa, donde cogeríamos luego un ferry lleno de locales (no cabía ni un alma más).  Si quieres puedes contratar a alguien y te llevará directamente a la ciudad cruzando uno de sus puentes. Pero nosotros elegimos la opción más barata y más auténtica.
Ferry Mombasa
Todos los de la izquierda estábamos en el ferry de la derecha
No habíamos planeado mucho la visita a la ciudad. Nos dejamos llevar bastante y leímos un poco qué se podía ver en la ciudad. Nuestra primera parada fue el fuerte Jesús desde donde los portugueses defendían la ciudad y que también usaban como cárcel. No entramos dentro y preferimos quedarnos observando las magníficas vistas que había ahí, donde en su día Vasco de Gama protegía la ciudad.
Con Sami y Diana descansando
Descansando con Sami y Diana
Después de un respiro en la calurosa Mombasa, empezamos a callejear por las sucias y malogradas calles de la ciudad. La zona vieja de la ciudad tiene bastantes resquicios de la época colonia (tanto portuguesa como británica) y también numerosas balconadas de madera. 
Balconada de madera en Mombasa
Balconada de madera
Comprobamos de nuevo que la vida en Kenia se hace en la calle sin importar el calor que haga: vendedores de cocos, afiladores o gente jugando al carrom son uno de los muchos ejemplos que te encuentras sin querer.
Vida calle Mombasa
Jugando al carrom, afilando o vendiendo cocos, así es la vida en las calles de Mombasa
Además de la influencia colonial, también hay numerosas mezquitas (la costa de Kenia es mayoritariamente musulmana) y un templo hindú (influencia de los indios que estuvieron trabajando en Kenia durante la época colonial inglesa).
Mezquita en Mombasa
Mezquita en Mombasa
Pronto llegaríamos a mi sitio preferido de la ciudad: el mercado de las especias. No sé si lo sabéis, pero soy muy fan de las especias de todo tipo, ya sean asiáticas, africanas o de la huerta de mi padre. Uno de los recuerdos que no puede faltar en muchos de mis viajes son las especias. Puede que el olfato y el gusto sean los sentidos que nos traen los recuerdos más vivos, por eso, cuando cocino con las especias de mis viajes, vuelo en un periquete hasta ese país.
Vendedor en el mercado de las especias de Mombasa
Vendedor en el mercado de las especias de Mombasa
Como no podía ser de otra forma, había mil especias diferentes y no sabía cuál elegir. Así que, me compré unas cuantas y hoy todavía me quedan. Siempre que compro especias, compro como si fuera a preparar comida para una boda durante cinco días y me traigo más de lo que pudiera gastar en varios años.
Mujer de Mombasa
Mujer de Mombasa
Después descansar, comer y comprar algún que otro regalo, decidimos volver a Ukunda. De nuevo cogimos el ferry donde las tres únicas Mzungus hicimos varios amigos. Nos despedimos de la decadente y bonita Mombasa.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

No hay comentarios:

¿Te ha gustado? ¿Hay algo mal? ¿Quieres añadir algo? Pues deja tu comentario

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...