17/3/15

Éfeso por una efesia

¡Hola viajeros del tiempo!

Bienvenidos a la próspera Έφεσος o Ephesus, más conocida en vuestra era como Éfeso. Mi nombre es Flavia, hija de Heliodoro y Elvirus, y pertenezco a una familia de prósperos comerciantes que lleva muchas generaciones viviendo en esta maravillosa e importante ciudad. Aunque ser mujer en esta época no es lo mejor que te puede pasar, soy la única que habla lenguas extrañas y por eso me he ganado el respeto de muchos de Éfeso, hombres incluidos. Hoy, forasteros de tierras y tiempos lejanos, intentaré mostraros mi ciudad, una de las más importantes ciudades greco-romanas del mundo. ¿Estáis preparados?
Biblioteca de Celso de Éfeso
Biblioteca de Celso
Ahora mismo nos encontramos en la puerta Magnesia o la puerta alta de entrada a la ciudad. Antes de empezar el recorrido, si alguien se quiere refrescar en los baños, se encuentran sólo a unos pasos de aquí, pero no os entretengáis charlando o dándoos un masaje, que si no se nos pillará el insoportable sol de medio día y no aguantaréis el calor. ¿Alguien quiere ir? Vale, en media hora quedamos en el Ágora superior, bajo los soportales de columnas de mármol. Así me da tiempo a resolver un par de asuntos pendientes.
Columnas del Ágora superior de Éfeso
Columnas del Ágora superior
¿Estamos todos? Parece que sí. Aquí, en el ágora superior los ciudadanos debatimos y también lo usamos para fines legislativos. Si alguien está interesado en escuchar algún debate, podemos acercarnos a ver qué se cuece ¿nadie? Espero que la democracia griega llegue a vuestros tiempos, pero sin vuestra participación no sé yo...
Odeón de Éfeso
Viajera del tiempo en el Odeón
Ahora vamos a acercarnos al odeón, pero tened cuidado con las zanjas en el suelo, que están instalando las nuevas tuberías de barro en la ciudad para la canalización del agua. Como veis, el odeón no es muy grande. Cuando venimos a ver alguna obra de teatro sólo cabemos 5.000 personas (tened en cuenta que ahora mismo vivimos unas 250.000). Os podéis imaginar, las entradas vuelan si la obra merece la pena. Yo ya he reservado para dentro de tres meses un par de entradas para ver Los siete contra Tebas de Esquilo.
Mármol tallado en la vía sagrada en Éfeso
Mármol tallado en la vía sagrada
Como antes el odeón tenía fines municipales, encontramos al lado el ayuntamineto o priteaneo. ¿Alguna pregunta? ¿Ninguna? No sé si es que lo explico muy bien o no os enteráis mucho. Bueno, pues continúo. Nos desviamos un poco a la izquierda por la vía sagrada para llegar al hospital o asclepion. No sé si sabréis que en Éfeso tenemos una muy buena escuela de medicina. Al fondo podemos ver la fuente de Polio.
Diosa Nike en Éfeso
Diosa Nike
Casi se me olvida. ¿Sabéis quién es esta diosa? ¿No? Venga intentadlo. No, no es Apolo. Muchos de vosotros lo lleváis en vuestro calzado (según me han informado). ¿Adidas? ¿Eso es una diosa? No os inventéis dioses que no existen. Creo que lo acabo de oír por ahí. Muy bien ¡Nike! La diosa de la victoria. ¿Curioso? Ahora sabéis quién os cubre los pies. 
Columnas de la vía de los Curetes en Éfeso
Columnas de la vía de los Curetes
Mejor volver por donde hemos venido y en el cruce giramos a la izquierda por la vía de los Curetes. Como observáis, esta es la calle principal de tiendas de la ciudad donde se venden sedas, incienso y muchas más cosas. Además de tiendas, espero que os haya llamado la atención la cantidad de estatuas  de mármol que hay a ambos lados, así como los edificios. Vamos a hacer aquí un descanso aprovechando la sombra de los árboles. Si alguien quiere comprar algún recuerdo, este es el sitio donde más variedad vais a encontrar. Si necesitáis ayuda, avisadme y regateamos juntos. Si no, os espero en la fuente de Trajano. ¡Hola Helena! ¿Qué tal? Sí, luego quedamos, que tengo algo que contarte de Megara. Ya sabes, no para quieta. ¿Al anochecer aquí? ¡Pues hasta entonces!
Gatos de Éfeso
Gatos de Éfeso
¡Uy! veo que habéis dejado todos vuestros ahorros en las tiendas. Eso me gusta, reactiva nuestra economía. Bueno como ya os he dicho antes, esta es la fuente de Trajano, donde le podéis ver agarrando un banderín y con un pie sobre el mundo. Si alguien quiere ir al excusado, este es el momento, las letrinas para hombres están justo al lado.
Fuente de Trajano en Éfeso
Fuente de Trajano
Y ahora llegamos al rincón que más curiosidad despierta en los viajeros de vuestro tiempo: el burdel. ¿A caso ya no los hay en vuestra época? ¿Ya no existe el oficio más antiguo que se conoce? No me lo creo. ¡Ah! gracias por la información. Por lo menos en Hispania sigue habiendo, aunque me dicen que muchas veces están en los caminos, fuera de las ciudades. 
Templo de Adriano en Éfeso
Templo de Adriano
Y aquí está el impresionante templo de Adriano. Bonito ¿verdad? Yo no me dejo de maravillar por sus detalles decorativos, pero sobre todo por el precioso arco que tiene.
Detalle del arco del templo de Adriano
Detalle del arco del templo de Adriano
El cementerio que veis enfrente, me han comentado que más tarde se construyen unas casas de adobe muy bonitas (15TL). No sé si viviré para ver eso.
Biblioteca de Celso en Éfeso
Biblioteca de Celso
Y ahora llegamos a lo que más os gusta de mi ciudad: la biblioteca de Celso. Es magnífica, ¡cuánto conocimiento hay dentro! No puedo dejar de admirar esta fachada con columnas y esculturas. Ahora mismo está llena completamente y tiene 12.000 pergaminos almacenados. ¡Qué sorpresa, una pregunta! No, esta biblioteca no es más grande que la de Alejandría, pero se dice que está el el top 3 ;)
Gran teatro de Éfeso
Gran teatro
Seguidme por la vía de mármol. Dejamos a la izquierda el ágora inferior, donde se venden telas y comida, para llegar al Gran teatro. Os deja sin palabras ¿eh? Inmenso. Grandioso. ¡Buena pregunta! El aforo es para el 10% de la población actual de la ciudad, unas 25.000 personas. Voy a ver si nos dejan colarnos en el ensayo y así podéis apreciar la buena acústica del teatro. ¡Venid, venid! Hemos tenido suerte, pero shhhhh.
Gran teatro de Éfeso visto desde la última fila
Gran teatro visto desde la última fila
En un futuro aquí se construirá la calle del puerto, que llega hasta el puerto (valga la redundancia) ¡¿Cómo?! ¡¿Éfeso no tiene puerto en vuestro tiempo?! ¡No me lo puedo creer! ¡A dónde vamos a llegar! Mejor no pensarlo porque me pongo mala. En fin...
Calle del puerto de Éfeso
Calle del puerto
Ya casi hemos terminado. ¿Algún adicto al gimnasio que tenga remordimientos por no estar levantando pesas? ¿Hay algún corredor de los que llamáis ahora runners en el grupo? Ya decía yo, un grupo sin deportistas no es un grupo completo. Si queréis quitaros el mono, ahora vamos al gimnasio y al estadio.
Columnas de Éfeso
Detalle de columnas
¿Os ha gustado la visita? Pues aquí viene el momento incómodo. La visita cuesta 30 monedas por persona (30TL o 10€). Sí, ya sé que es mucho, pero ser autónomo no es fácil en Éfeso. Bueno, para compensar os voy a llevar a ver una maravilla del mundo. Bueno de mi mundo, vosotros la llamaréis maravilla del mundo antiguo: el templo de Artemisa.
Única columna del templo de Artemisa
Única columna del templo de Artemisa
Esperad un momento hasta que vengan a recogernos en una cuádriga turística y nos llevan hasta ahí. Antes de ir os voy a avisar de lo imponente que es el templo de Artemisa: 127 columnas altísimas y... ¿¿¿¿CÓMO???? ¿¿¿¿UNA TRISTE COLUMNA???? ¡¡Con lo que queremos a este templo!! Creo que me voy a desmayar...
Acueducto de Selçuk
Acueducto de Selçuk
Y hasta aquí mi visita guiada por Éfeso, si te ha gustado, coménteselo a tus amigos para que cuando vengan pregunten por mí. Me despido de vosotros en el acueducto. Como veis hay muchos restaurantes dónde comer, aunque os recomiendo el restaurante Şükrü Baba que está a unos cinco minutos andando y tiene comida tradicional a muy buen precio.

Por cierto, si podéis, enviadme alguno de esas pinturas en papiros que os habéis hecho con esos artilugios mágicos. ¿Qué? ¿Cómo has dicho que se llama? ¿Fotos y cámara? 

NOTA: no he pretendido ser fiel a la historia, principalmente no soy una experta. He querido escribir un post diferente y en el que os podáis transportar a la Éfeso más espléndida. 
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

4 comentarios:

  1. Me gusta. Innovador. Bonita la figura del comerciante efesio que introduce, desde su tiempo, al lector mientras le muestra las excelencias de la ciudad, a ese viajero moderno, el sinnúmero de edificios relevantes, admirables por el recorrido temporal hasta hoy, como lo es la cultura clásica. Nos guía bien por su próspera ciudad, aunque olvida las tiendas, foros y comercios que con reminiscencia de entonces aún perviven en esa próspera ciudad y todavía resaltan el bullicio de las gentes . Díselo a esa hija de comerciantes, aunque a ella por rutina la parezcan obvios.

    ResponderEliminar
  2. Increíble Flavia :)

    Uno de los mejores post que he leído nunca, por la originalidad, la redacción, la frescura, el lugar y las fotos :)

    A partir de ya, necesito ir a este lugar. Quizás en un viaje con Estambul este año... ya te contaré jeje

    A seguir así :)

    un beso,

    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Irene!

      Éfeso es una joya. Es increíble lo bien que te puedes imaginar la vida ahí cuando paseaban los griegos y romanos por sus calles (y eso que queda un montón por descubrir todavía)

      Ya seguiré escribiendo sobre Turquía para que sigan aumentando tu ganas de ir y no te quede más remedio que comprar el billete de avión :)

      un beso,

      Flavia

      Eliminar
    2. jeje genial. Esperaré con ahínco esos textos para decidirme tras el verano. Un beso!

      Eliminar

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...