14/8/14

El Cañón del Colca: el segundo más profundo del mundo

La región de los cañones de Perú, alberga los dos cañones más profundos del mundo: el del Cotahuasi y el del Colca. El primero gana al que nosotros visitamos por 150 metros. ¿Pensabas que el más profundo es el del Colorado? Pues no, este es la mitad de profundo que los peruanos, con unos 1500 metros en su tramo más profundo. Hay un poco de controversia también con otro cañón en Nepal (unos 6.000 metros de profundidad), pero la mayoría descarta este como válido por ser más un precipicio que un cañón.
Cañón del Colca con el oasis de fondo
Cañón del Colca con el oasis de fondo
Hay dos formas para llegar hasta el cañón del Colca: contratando una excursión en cualquiera de las numerosas agencias de viajes que se encuentras por todo el centro de Arequipa o yendo por cuenta propia, como hicimos nosotros.

Si eliges la segunda opción, tienes que tener en cuenta los horarios de autobuses, que cambian con frecuencia. Además tienes que estar dispuesto a dejar un poco de lado la comodidad de los otros autobuses en los que hayas podido viajar en Perú. Los que te llevan al cañón del Colca son más bien viejos y poco cómodos. Otra cosa que hay que añadir es que se tarda unas seis horas en recorrer poco más de 200 kilómetros. 
Posiblemente hecha en Cabanaconde
Posiblemente hecha en Cabanaconde
Salimos desde Arequipa a Cabanaconde a las dos de la tarde con la compañía Milagros. Pagamos por el billete 17 soles cada una más los reglamentarios 1,50 soles de las tasas de la estación. Y sí que fue un milagro que llegáramos sanos y salvos. A parte de llegar a altitudes de más de 5.000 metros y de la nieve, los últimos kilómetros se hacen por una especie de camino sin asfaltar, estrecho y con un precipicio a un lado. Hicimos una parada  de media hora al llegar a Chivay. Además es ahí donde hay que comprar el boleto turístico. Es obligatorio para todos, aunque los extranjeros pagamos más, 70 soles frente a los 20 de los autóctonos. Ese boleto te permite acceder a al circuito de Aguada Blanca, valle del Colca y valle de los volcanes.
Cañón del Colca
¡Qué me caigoooooo!
Cuando llegamos a Cabanaconde era ya bastante de noche. En este pueblecito no hay mucha oferta hotelera, sólo unos pocos hostales y hoteles. Nosotros nos quedamos en el Pachamama Backpacker Hostal. Está en una calle sin asfaltar (como casi todas aquí) que sale de la plaza. Nos dejaron el la habitación doble con baño privado a 50 soles con desayuno incluido. El hostal está muy bien, el ambiente es bastante bueno y los dueños son muy amables. Si no tienes nada planeado para la ruta por el Colca, ellos te lo explican todo a las mil maravillas. Te enseñan la ruta, te ayudan con el alojamiento por el camino y un largo etcétera. Como no había muchas más opciones cenamos en el hostal y echamos nuestra partidita de mus. Luego a la cama, porque los chicos se iban a despertar muy pronto para avistar a los cóndores, el pájaro no marino de mayor envergadura del mundo y un símbolo de los incas. A Noe y a mi nos pudieron más las ganas de dormir que el madrugón para ver (o no) a esos gigantescos pájaros. La verdad que las dos habíamos llegado un poco cansadas, sin muchas ganas de madrugones ni trekkings.
Video de David

Si quieres ver cóndores, tienes que madrugar para llegar hasta la Cruz del Cóndor. Hay autobuses que te llevan desde Cabanaconde hasta el mirador. La mejor hora suele ser entre las siete y las ocho de la mañana o por la tarde. Pero puedes tener suerte y verlos en cualquier momento del día.

Después de desayunar las ricas crêpes, nos marchamos dirección el mirador de San Miguel. Ahí no encontramos con muchos viajeros que se disponían a hacer el trekkin por el Colca. Muchos iban con guía, aunque no es para nada necesario. Si te informas bien, es simplemente seguir el sendero marcado y llegar a los sitos que llegue todo el mundo. Por el alojamiento no hay que preocuparse, a no ser que vayas en temporada alta no creo que haya problemas. Nosotros (o nuestra pereza) habíamos decidido hacer sólo una pequeña parte y volvernos el mismo día a Arequipa.  En realidad sólo Noe y yo anduvimos unos kilómetros, los chicos estaban cansados de tanto avistamiento de cóndores. Cuanto más nos adentrábamos, más nos apetecía seguir caminando, pero habíamos tomado la decisión equivocada el día anterior con el cansancio.
Cañón del Colca
más Colca
Pero si te apetece hacer la ruta entera creo que no te decepcionará. Como ya he dicho, en el hostal nos informaron de todo lo necesario y más. Creo que la información que nos dieron es muy completa para el viajero independiente, creo que la mejor forma para preparar la excursión por libre es mirando las rutas y recomendaciones de su página. Está todo perfectamente explicado, con horarios de autobuses, diferentes rutas de distinta duración, recomendaciones y todo lo que puedas necesitar y más. Además, si aún no estás convencido de hacer el viaje por tu cuenta, puedes contratar con ellos un guía. En la loly recomiendan esta pagina para contratar trekkings.
Haciendo que avisto un cóndor en el cañón del Colca
Haciendo que avisto un cóndor en el cañón
De vuelta al pueblo, decidimos andar un poco más en la otra dirección para apreciar un poco más la grandeza de este cañón. Además también vimos a las lugareñas vestidas con unos coloridos sombreros y vestidos típicos del valle, muy alegres y auténticas.

Para hacer tiempo hasta que saliera el autobús de vuelta a Arequipa, comimos en un restaurante de la plaza (¿o era el único?). Se llamaba La terraza y pertenecía al hostal anejo. Cogimos el autobús de las dos de la tarde con la compañía Reyna. Costó de nuevo lo mismo. Los tickets se compran en un local justo debajo del restaurante y ahí mismo se coge el autobús.
Antigua plaza de toros ahora convertida en cuadra de burros
Antigua plaza de toros ahora convertida en cuadra de burros
El camino de vuelta lo hicimos entre las risas de unas monjas y los arrumacos bajo una manta de dos enamorados adolescentes. 
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

2 comentarios:

  1. Leo siempre el blog pero el de hoy ha sido uno muy especial, no sé si por el hecho de que está cercano el cumpleaños o por que extraño vuestra compañía.
    Yo también recomiendo el treking por el cañon del Colca, y la visita a los Cóndores, aunque de lejos es impresionante verlos volar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, en octubre hace un año que nos encontramos en ¡Perú! Sí que pasa el tiempo...

      Deberíamos haberlo hecho, pero son cosas que te das cuenta más tarde.

      Eliminar

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...