3/1/14

León, I love you

Muchos creen que León es una ciudad de paso para ir a Asturias o Galicia, pero no. Es mucho más. Y si te tomas la molestia de parar y dar una oportunidad a esta acogedora ciudad, te atrapará y querrás volver.
Cartel de León en la plaza de la catedral
¿Dónde estamos?
Hace poco más de dos años que dejé mi ciudad adoptiva, León. Allí viví algo más de siete años muy intensos. Estudié Ingeniería Informática durante cuatro años y luego trabajé algo más de tres. Aunque soy burgalesa, una parte de mi es, inevitablemente, de León.

Estatua en la plaza de Santo Domingo en León
Estatua en la plaza de Santo Domingo
Hay muchas formas de vivir y conocer León. Una de las más comunes es gracias al camino de Santiago. Después de haber andado por los campos de Castilla, en León se empiezan a dibujar alguna montaña, que indica que en breves vuelven las subidas y bajadas. Por lo que es un buen sitio para detenerse y coger fuerzas para lo que llega más adelante. ¿Y qué mejor forma que yendo por el barrio húmedo de cortos?
Unas copas de Canei
Unas copas de Canei
A parte de ver la magnifica catedral gótica, ir de cortos es un must que nadie en su sano juicio dejaría de hacer. En León, cualquier bar te pone su tapa al pedir un corto (para el que no lo sepa es como media caña) y el que no lo haga no vuelves y listo. Las zonas más conocidas son El Húmedo, La Junta y El Barrio Romántico. Por supuesto hay más. ¿Y como va esto? Pues muy sencillo, entras en un bar, pides un corto de cerveza (o lo que más te guste) y con la consumición te ponen una tapa. En algunos sitios puedes elegir entre varias. El precio ronda entre 1€ y 1,30€. Además de cerveza, el Canei (vino espumoso) es muy famoso y últimamente está de moda pedir un Impresiones o Esencia 27, todos ellos vinos blancos dulces. Así que cuidado que se bebe bien y sube pronto. De mis bares preferidos de cortos en El Húmedo destaco: el archiconocido Rebote con sus igualmente conocidas croquetas; Jamón Jamón con su variedad de embutidos; La Competencia con sus riquísimas pizzas; El Bacanal con sus champiñones y patatas con bacon; El insitu y El vestuario con variedad de pinchos a elegir. Y ya paro porque no termino y me está entrando el hambre.
Catedral de León
Catedral de León
Ya con el estómago lleno, se puede empezar a visitar la ciudad. Si se quiere un poco de información o mapas de la ciudad, la oficina de turismo está en la plaza de la catedral. En esa misma plaza, el sitio obligatorio a visitar (entrada 5€) es la catedral gótica de Santa María, del siglo XIII. A parte de la majestuosidad arquitectónica que se ve a simple vista si se tiene ojos en la cara, cabe destacar las vidrieras medievales de los siglos XII y XIV, únicas en el mundo y que se pueden ver, casi tocar, en una visita guida por las alturas del edificio.
Estatua de Gaudí en León
Mi amigo Gaudí y yo
Se puede ir andando por la calle Ancha donde, a parte de numerosas tiendas, estará amenizando (haga frío, calor, nieve o diluvie) un muchacho tocando el acordeón. Un poco antes de llegar a la plaza de Santo Domingo, se encuentra la Casa Botines, de Gaudí. De ahí recomendaría ir a la Real Colegiata de San Isidoro y sobre todo visitar la cripta, la capilla sixtina del románico. Una maravilla.

Se continúa hasta la plaza de Santo Domingo y se sigue por la avenida San Marcos hasta llegar a San Marcos (valga la redundancia), anteriormente un hospital de peregrinos y hoy convertido en parador nacional.
San Isidoro en León
San Isidoro
Por ahí si se vuelve a tener hambre, hay varios sitios para tomar un corto (o dos), por ejemplo El Chorco. Por esa zona está también el museo de arte contemporáneo de Castilla y León, el MUSAC. La entrada cuesta 5€. Anteriormente era gratuita, al igual que la catedral, pero desde hace algo más de un año hay que abonar la entrada. A los que no les guste el arte moderno, no sé si pagar la entrada merecerá la pena o no. Si se decide entrar, recomendaría hacerlo con una visita guiada. Se entre o no,  yo no me perdería el colorido edificio.
Musac
Musac
Para rematar la visita cultural a la ciudad, se puede ver parte de la muralla que se empezó a construir cuando la ciudad no era más que un campamento romano y su nombre era Legio VII, allá por el siglo I a.C. También se puede dar un paseo por el León medieval y llegar hasta la plaza del grano.
Parador de San Marcos en León
Parador de San Marcos
Espero que a mis amigos leoneses les guste esta entrada y que no se enfaden demasiado si me dejo algo en el tintero, pero es difícil poner todo lo que esta ciudad significa para mí en un solo post.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

2 comentarios:

  1. El otro día te animaba en twiter a volver a León. Hoy, después de leer esto me animas tu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-) León es genial! No sé por qué no lo conoce más gente. Yo, después de vivir casi 8 año ahí, ahora que estoy lejos, echo mucho de menos a esta ciudad.

      Eso sí, una vez al año me desquito

      Gracias por pasarte,

      Flavia

      Eliminar

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...