5/4/13

Siem Reap: campamento base para Angkor

Todo el mundo que quiere visitar los templos de Angkor, coge alojamiento en esta ciudad, Siem Reap (ក្រុងសៀមរាប), que es la segunda más grande del país después de la capital. Mucha gente viaja sólo a Camboya para visitar estos templos. Por eso hay infinidad de hoteles, de todo tipo y para cualquier presupuesto. Además está bastante occidentalizada, demasiado para mi gusto. Si no recuerdo mal, aquí se encuentra el mejor spa de todo el sudeste asiático.

Se puede llegar por tierra (en cualquier autobús), aire (hay una aeropuerto internacional) y agua (atravesando el lago Tonlé Sap).

Cuando llegué ya tenía pensado la guesthouse que iba a coger. Había mirando en la guía y decidí ir a la Popular Guesthouse. Si no recuerdo mal, la habitación me costó $7 la noche en una habitación con ventilador (el doble con aire acondicionado).

Yo no visité mucho de esta ciudad, aunque tiene bastantes actividades, museos y wats. Me dediqué a descansar de las visitas de los templos y también a comprar en los numerosos puestos que hay por todo el centro de la ciudad. También di algún paseo por la orilla del río.
Cartel de aviso de un restautante en Siem Reap, Camboya
Por si dudabas de la carne que se sirve
Hay una calle principal para los turistas donde se pueden encontrar todo tipo de restaurantes y bares. Esta famosa calle es la Pub street. Con mucho ambiente de extranjeros, pero que no encontrarás ni un local en ellos (a no ser que sean los camareros) ya que en muchos de estos sitios prohíben la entrada a los camboyanos. Esto lo vi yo de primera mano el primer día que estuve ahí, más concretamente en el archiconocido Angkor What? Este pub es el más típico de Siem Reap y tiene las paredes pintadas y escritas con frases de los clientes. En la foto de abajo, si se mira con detenimiento, se puede encontrar una curiosa frase en español: Viva er Fary.
Angkot What? y su lema
Angkot What? y su lema
Por todo el centro de la ciudad hay numerosos puestos de comida callejera si lo que quieres es pagar poco y comer algo local. Yo encontré el mío, uno que hacía alitas de pollo con una salsa picante, mis favoritas. También probé algún restaurante de la Pub street.
Arroz frito con pollo al curry khemer y leche de coco
Arroz frito con pollo al curry khemer y leche de coco
Si lo que queremos es relajarnos, hay infinidad de sitios de masajes, unos más caros que otros. Para bolsillo más apretados había numerosos por $2. También por ese precio puedes meter los pies en una pecera durante veinte minutos con cerveza incluida y los pececillos te comerán las pielecillas muertas. Me decanté por lo último, porque nunca lo había probado antes. He de decir que tengo más cosquillas en los pies que la media mundial y me costó bastante meter los pies en para que los pececillos me hicieran la pedicura.
Peces
Mis pies entre pececillos
Para el que quiera ver danzas típicas camboyanas hay varios sitios con espectáculos. Algunos de ellos son pagando y otros simplemente hay que cenar. Yo no elegí ninguna de estas opciones. Me decanté por ir al orfanato Acodo donde los niños y niñas bailan todos los días a las 18:30. Para llegar ahí hay que salirse un poco de la ruta tradicional. Cuando llegas uno de los que trabajan ahí te explica el funcionamiento, los proyectos de futuro, etc.
Bailes tradicionales camboyanos
Bailes tradicionales camboyanos
No había mucha gente el día que yo fui, a penas éramos ocho. Al final del espectáculo, el que lo desee puede dejar una donación. También los niños no se apartarán de ti y te harán todo tipo de preguntas unas más indiscretas que otras.

Pequeña aspara con Ravana
Pequeña aspara con Ravana
Me quedé con ganas de ver un espectáculo de sombras chinesas, pero el único sitio que encontré no daba ningún espectáculo durante los días que yo estuve ahí. El restaurante donde se representaba este tipo de teatro los miércoles es La Noria.

Hay una excursión que suele hacer mucha gente: visitar un pueblo flotante del lago Tonlé Sap. El pueblo no está muy lejos de Siem Reap. La excursión puede durar medio día y se puede ir en tuk-tuk, moto o en bici. Esta actividad la descarté ya que cuando abandoné Siem Reap lo hice en barco y durante el recorrido se ven infinidad de pueblos como este.
Adiós Siem Reap
Adiós Siem Reap
Para terminar, Siem Reap es el lugar idóneo para enviar las olvidadas postales. Yo acostumbro a enviarlas cuando voy de vacaciones. El sello cuesta $1 y me prometieron que en siete días habrían llegado a su destino. No me lo creí demasiado, pero no me mintieron.

Mi siguiente parada fue Battambang, a la que llegué atravesando el lago Tonlé Sap.
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

No hay comentarios:

¿Te ha gustado? ¿Hay algo mal? ¿Quieres añadir algo? Pues deja tu comentario

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...