25/9/12

Marruecos: tan cerca, tan lejos

Marruecos (المغرب) es uno de los países que más me fascina y al que volvería sin pensarlo. Tiene todo lo que busco en los viajes: exotismo, desconexión total, no es un destino caro y no necesitas planificarlo con mucha antelación para que salga un viaje para recordar, lleno de anécdotas, aventuras y buenos momentos. ¡Además está al lado!

He estado en dos ocasiones en Marruecos, todas en el 2009. En la primera estuve cinco días en abril con un grupo de amigos (Asun, Jose, Vero y Sandra)  y visitamos Casablanca, Marrakech, Ouarzazate y el desierto del Sahara (la parte de Zagora). La segunda vez fui con mi hermana, Celia, he hicimos un road-trip por casi todo el país: Tánger, Chauen, Fez, Meknes, el desierto del Sahara (zona de Merzouga), las cataratas de  Ouzoud, Ilmil, Essaouira, Rabat, Ouarzazate y también algún que otro pueblo que pillaba de paso. Así que en las siguientes entradas daré información más detallada sobre estos sitios, así como recomendaciones.

Me quedan pendientes para otros viajes ciudades como Tetuán, Safí, Larache, Agadir y los valles del Todra y Dades (que solo he estado de pasada con el coche y me quedé con las ganas de descubrir mucho más).
Señales de tráfico marroquíes
Señales marroquíes
Pero, ¿qué es lo que realmente me fascina de este país? ¿qué es lo que queda cuando volvemos a casa? Los olores de las especias, la cercanía de la gente, La prisa mata, los mil y un sabores de sus platos, el juego del regateo.

Aunque cuando estemos de vuelta en nuestra ciudad, lo que no echaremos de menos será el atosigamiento por parte de los vendedores en los zocos y los baños turcos.
Diversas especias en el mercado del barrio judío de Marrakech
Especias marroquíes
Bien, ya os he convencido para cruzar el estrecho. Ahora las preguntas son: 

¿Cómo voy?

Avión

La opción más rápida y fácil, sobre todo si tu estancia va a ser corta. Hay varias líneas aéreas, algunas de ellas de bajo coste, que vuelan desde España con vuelos directos a Casablanca, Marrakech, Tánger, Fez, Agadir y Nador.
  • Ryanair
    • A Marrakech podemos volar desde Gerona, Madrid, Sevilla y Valencia
    • A Fez desde Gerona
    • A Nador desde Gerona y Madrid
    • A Tánger desde Madrid
  • Iberia: tiene numerosos destinos, pero son algo más caros
  • Royal Air Maroc: idem que Iberia
  • Helitt: con vuelos de Málaga a Casablanca
Antes operaban EasyJet, con la que volé desde Madrid a Casablanca, y Blue Atlas (low cost de Royal Air Maroc), pero parece ser que se han cancelado los vuelos a/desde España.

Coche

Es la opción que elegí en mi segundo viaje. Si se tiene tiempo, se quiere conocer varias ciudades y no se tiene miedo a conducir por las caóticas carreteras y ciudades marroquíes, es la que yo recomendaría. ¿Qué necesitamos para viajar a Marruecos en coche?
  • La carta verde: como su propio nombre indica es de color verde y es necesaria para poder viajar en el extranjero con tu coche. Si tu aseguradora no te la ha dado con los papeles del seguro, pídela.
  • Ferry: a no ser que nuestro coche se convierta en barco, lancha motora, submarino o algún tipo de aeroplano, necesitaremos sacar billetes de ferry: uno para nuestro coche y otro para cada pasajero. Yo lo compré a través del buscador de ferries que os he puesto en el enlace.  Si no recuerdo mal, nos costó cada trayecto (2 personas + coche) unos 125€. Aunque esto es un poco como los billetes de avión, más caros cuanto más demanda (puentes, vacaciones de verano). No hay que olvidarese de salir a cubierta y disfrutar del viaje.
  • Paciencia: si, la vamos a necesitar. Primero para guardar la cola para meter el coche al ferry. Pero esto no va a ser nada comparado con la espera, preguntas y formularios a llegar a Marruecos. Al llegar al puerto y bajar el coche del ferry, hay que esperar una laaaaarga cola (estimad unas dos horas). Para poder entrar, hay que rellenar unos formularios con datos del coche, propietario etc. Están en árabe o en francés (cosa que no ayuda mucho). Las dos casillas con las que nos podemos liar son (o por lo menos los que yo encontré más liosos): Immatriculation nº, que  es un número que nos sellan en el pasaporte junto con el sello rutinario y que nos identifica durante todo nuestro viaje por Marruecos, y chassis nº, que es el número de bastidor de nuestro coche. Además, si te toca, te revisarán el coche por si intentas meter algo que no este permitido. Una vez rellenados todos los formularios, hay que guardar bien las copias que nos den, ya que nos las pedirán al salir del país de nuevo. Pero, como todo en Marruecos, si quieres agilizar el proceso, por unos pocos euros puede que se reduzca tu tiempo de espera a la mitad. Siempre hay alguien por ahí dispuesto a "ayudar". La salida fue mucho más ágil, aunque nos revisaron el coche y un "dulce" perrito nos olisqueó por si nos habíamos traído algún recuerdo de más en la maleta.
    Imagen del formulario del coche que hay que rellenar si llevas el propio a Marruecos
    Resguardo del formulario del coche     
  • Talleres: recomiendo que se revise el coche antes de salir, se mire la presión de las ruedas, se cambie el aceite si no quedan mucho kilómetros para que hay que cambiarlo. El coche tiene que estar a punto. En este viaje hicimos unos 6.000 kilómetros, así que es mejor prevenir que curar.
  •  Normas de circulación: hay mucha diferencia con las normas europeas, más que nada porque no hay muchas. Os pongo aquí las más "destacadas":
    • El coche que está en la rotonda no tiene prioridad. Por tanto, se cede el paso a los que se van a incorporar
    • En los escasos pasos de peatones que hay no se suele parar a no se que haya un semáforo que lo indique
    • Es recomendable no conducir de noche. Los vehículos que van a menos de 30km/h (aquí incluyo bicicletas, motocicletas, burros, personas, carros, y un largo etc) no necesitan llevar luz de señalización. Esto puede ser bastante peligroso, ya que te puedes encontrar cualquier cosas de repente y sin preaviso.
    • En las carreteras de doble sentido de dos carriles, muchas veces se hacen tres para que puedan adelantar los vehículos más rápidos.
Señal de STOP marroquí escrita en árabe
Señal de STOP en árabe

Autobús

Nunca he probado esta opción. No sé si merece la pena para un viaje tan largo cogerse un autobús, pero eso ya es a elección del consumidor. Si se elige esta opción, se puede viajar con ALSA, aunque seguramente haya más compañías que oferten este servicio

¡Oh Dios mío! No es la Unión Europea, ¿necesito visado?

Que no cunda el pánico. No necesitamos un visado para viajar a Marruecos a no ser que nos queramos quedar más de tres meses. Lo único necesario es un pasaporte en vigor y con fecha de caducidad superior a seis meses. Al llegar a Marruecos, tendremos que rellenar un formulario (carta blanca) donde dejaremos nuestros datos, dónde vamos, qué tipo de viaje es... vamos lo rutinario cuando no viajas a un país de la Unión Europea (nos estamos mal acostumbrando). Nos sellarán el pasaporte y nos pondrán también un numerito (con sello también) que nos identifica. A la salida, rellenaremos otro formulario (carta amarilla). Hay que tener en cuenta que si viajas en ferry los pasaportes se sellan antes de pisar suelo africano. Hay un mostrador dentro del ferry que se abre un poco antes de llegar al otro lado del estrecho.
Pasaporte sellado con el sello de Marruecos
Pasaporte sellado y con el número de identificación

¿Me tengo que vacunar?

No hay ninguna vacuna obligatoria para ir a Marruecos. Aunque dependiendo del tipo de viaje, puede ser recomendable hacer una visita al médico o pasarse por los centros de vacunación internacional. Aunque no nos vacunemos, yo recomendaría llevar algún medicamento: ibuprofeno, paracetamol, fortasec y polvos para hacer suero. Además yo no bebería agua del grifo ahí.

¿Qué moneda usan? ¿Puedo pagar con euros?

Pues ahí usan el dírham marroquí y para hacer cuentas rápidas 1€ = 10 MAD, aunque en realidad son unos 11. Para ver el cambio exacto podéis consultar este enlace.

Los euros se aceptan, aunque siempre el cambio va a ser favorable al vendedor. Creo que siempre es mejor pagar en la moneda del país, así que recomiendo cambiar dinero en el aeropuerto o en alguna casa de cambio.
Fotos de monedas y billetes de los dirhams marroquíes
Dirhams que aún tengo por casa

 ¿Me entenderán?

El árabe es el idioma que hablan todos, aunque el francés se habla casi tanto como el árabe. De todas formas, no hay que preocuparse mucho, en los mayores puntos turísticos del país hablan o chapurrean español. Y si aún así no conseguirnos hacernos entender, siempre nos quedará el idioma universal, los gestos.

 ¿Cuándo voy?

Cualquier época es buena, aunque intentaría evitar el verano, ya que las temperaturas suelen ser bastante elevadas. Pasar unas Navidades diferentes por Marruecos tampoco suena muy mal.

  ¿Compro alguna guía?

En mi primer viaje la pedí prestada ya que sólo iba a estar cinco días y no me pareció necesario. En  el segundo viaje sí que me compré una. A mi me gustan las guías Lonely Planet, no sé si por estar acostumbrada, pero con las que mejor me apaño. Compres o no una guía, siempre es bueno preguntar a familiares y amigos que hayan estado ya y mirar en los numerosos blogs de viajes que hay por la red y, sobre todo, improvisar.
Leyendo una guía de viajes en Marruecos
Leyendo un rato la guía mientras repongo fuerzas
seguro viaje IATI
paso a paso creciendo de viaje
Separador

3 comentarios:

  1. Genial Flavs.Interesante y muy útil.Espero post de León...Ahum....;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias :) No te preocupes de León habrá, es imposible que no escriba sobre mi querido León.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar

flecha izquierda flecha derecha boton inicio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...